Gatera » Cuidados gatunos

La artrosis en los gatos

6 mayo 20095.882 lecturas3 ronroneos
 

Los gatos pueden mostrarse muy ágiles durante su juventud pero los años pasan factura y su nivel de actividad puede descender en la vejez. El gato puede sufrir un desgaste de sus articulaciones como consecuencia de la edad. De acuerdo con los veterinarios, muchos gatos mayores de ocho años, sufren artrosis. Al igual que la artrosis que padecemos los humanos, las articulaciones se degeneran con el tiempo y la movilidad suele verse reducida provocando dolor. Es aconsejable realizar un chequeo veterinario para detectar los signos de artrosis cuando el gato envejece y pasa de los ocho años, igualmente es conveniente si ha tenido alguna caida y ha padecido traumatismos.

Normalmente, un animal o persona no tiene una artrosis pura sin un componente de artritis, así que, generalmente, hablamos de osteoartrosis o enfermedad articular degenerativa que es una degeneración progresiva del cartílago con producción de osteofitos, provocada por un desgaste anormal de la articulación, con dolor. Se trata de una enfermedad crónica, una vez que se padece se suele tratar para mejorar la calidad de vida, tanto con anti-inflamatorios como con tratamientos de ayuda en la dieta y los hábitos en la actividad.

Los gatos son ágiles y sigilosos, pudiendo esconder con facilidad los problemas de movilidad provocados por la artrosis, al menos los tapan mejor que los humanos, y a diferencia de los perros, los gatos no suelen cojear. En lugar de cojear, los gatos suelen mostrar cambios en su comportamiento. Son cambios sutiles que solamente quien mejor conoce al gato puede percibir, la enfermedad es dolorosa y los gatos pueden presentar un bajón en su nivel de actividad, además pueden mostrarse menos ociosos, irritables y con pocas ganas de acicalarse el pelaje.

Los veterinarios pueden detectar la artrosis en gatos llevando a cabo un cuidadoso examen de sus extremidades y la espalda, así como una radiografia para localizar los daños y determinar su gravedad. Si su gato sufre de artrosis, se pueden aliviar con anti-inflamatorios y si le hace seguir una dieta si es necesario para mejorar su estado. De hecho, el sobrepeso acelera el envejecimiento de las articulaciones. Por último, hay suplementos dietéticos protectores para frenar la progresión de la enfermedad. Estos suplementos se comercializan en forma de tabletas o directamente incorporado en dietas especiales para gatos.

Un estudio de la Universidad de Glascow desveló hace tiempo que el 30 por ciento de los gatos con más de 8 años de edad padece artritis. Para darle una mejor calidad de vida al gato, hay que seguir el tratamiento veterinario por un lado y llevar una serie de pautas en el hogar.

¿Como mejorar la calidad de vida de un gato que padece artrosis?

  • Tratar de mantener la actividad y animar al gato a moverse, creando juegos y lugares de fácil acceso donde el gato pueda esconderse para descansar y estar confortable.
  • El juego moderado puede ayudar a mantener alerta al gato y a entrenar sus habilidades felinas de caza, es bueno entregarle alguno de sus juguetes favoritos como un plumero o ratones de tela para que juegue con nosotros
  • Su comida tiene que estar accesible y separada de la bandeja de arena que debe tener los laterales con poca altura para que no cueste esfuerzo al gato el ir a hacer sus necesidades
  • También es bueno ayudarle en su aseo cepillandolo más a menudo si no se acicala el pelaje con la lengua y cortarle las uñas si no usa el rascador

Por último, basta con hacerle un sencillo test al gato para notar si han cambiado sus hábitos, podemos cuestionarnos algunas cosas como las que aparecen en el siguiente test.

¿Qué síntomas puede presentar un gato que padece artrosis?

  • ¿El gato está triste? Si juega menos que antes, no sale de casa o de una habitación, si ensucia fuera de su caja de arena o ya no duerme en su cama
  • ¿Se ha vuelto más perezoso que antes? Si el gato pasa aún más horas al dia durmiendo, si no salta o tiene cuidado y vacila al bajar de muebles
  • ¿Su aspecto es desaliñado? No usa sus uñas y le crecen más que antes. No se acicala y presente un pelo sucio, enmarañado y/o casposo
  • ¿Está más irritable? Si se comporta de forma agresiva, se irrita si se le incita al juego, maúlla más que antes y se queja o ya no viene a buscar nuestra atención

Si hemos respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, es tiempo de ir a consultarlo a una clínica veterinaria para hacerle un chequeo al gato.

publicidad




Si te gustó este artículo puedes suscribirte gratuitamente al feed del blog gatuno o puedes recibir las novedades por email. Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:

 

También puedes consultar artículos relacionados que hemos publicado y pueden interesarte:



¿Te gustó? (No Ratings Yet)
Cargando…
 :sonrie: :salta: :ronroneo: :rasca: :pet: :ovillo: :lloro: :hug: :enojado: :despierta: :culete: :blue: :?:

3 ronroneos »

  • vanessa maulló:

    Me ha gustado mucho el reportaje. Mi gato la padece y el reportaje refleja a la perfección cuales son los síntomas de la enfermedad

  • cec maulló:

    de algo hay que morir

  • Noelia maulló:

    Mi gata padece este tipo de enfermedad y ya tiene 16 añitos.

Ronronea si te gustó el contenido

Ronronea en el formulario. Puedes también suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes usar las etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

El blog permite mostrar los avatares de Gravatar, si quieres crearte uno puedes ir a Gravatar.com.