Gatera » Razas gatunas

Gatos Munchkin

6 diciembre 20099.904 lecturas9 ronroneos
 

El primer gato de patas cortas del que se tiene conocimiento lo descubrió Sandra Hochenedal, profesora de música en Luisiana, Estados Unidos, en el año 1982. Encontró una gata negra preñada y al nacer la camada de dicha gata observó una deformidad en las patas de dos gatitos de la camada. Con el paso de las semanas vio que había gatos de patas atrofiadas y otros gatos que tenían patas normales en la misma camada; los llamó babylegs y longlegs, para diferenciar entre los gatitos que padecían ese trastorno de desarrollo y los gatitos que tenían patas de extensión normal. En la década de 1980-1990 los criadores Richard Reinke de Phoenixville, Pennsylvania, y la Doctora Barbara Eisen de Allentwon, Nueva Jersey, amigos de Sandra Hochenedal, criaron gatos babylegs y longlegs, naciendo nuevas crías con la singular característica de las patas cortas. Los gatitos de patas atrofiadas denominados babylegs fueron los antecesores de los gatos Munchkin.

Origen de los gatos Munchkin

No fue hasta 1990 cuando los gatos Munchkin llegaron a manos del genetista Pflueger Telling, que fue llamado al show Good Morning América para presentar estos gatos al mundo. Han pasado muchos problemas dada su peculiaridad, la raza gatuna ha tenido mucha controversia en ética animal: se sospechaba que pudieran padecer enfermedades que afectaran a la columna vertebral como ha ocurrido con las razas de perros dachshund o teckel. El Doctor Pflueger llevó un estudio de la raza antes de su aceptación en TICA (The International Cat Association, fundada en 1979) y no sólo vio en el gato Munchkin una raza viable y con capacidad de ejecutar saltos y piruetas, no envidian a ninguna raza con patas largas, sino que además el Doctor Pflueger se enamoró de la raza gatuna, su carácter afable los hacían buenas mascotas y había fiebre por las nuevas razas de gatos, así que se convirtió en criador de Munchkins sin considerar que tal cría selectiva implicara problemas morales -al no ser un defecto mórbido ni dañar su salud- por mantener la mutación genética responsable del principal rasgo hereditario de los gatos Munchkin: sus singulares patas atrofiadas.

gato munchkin

En 1991 se expuso en el Madison Square Garden de Nueva York un extraño gato de patas cortas, que recibió el apodo de “gato teckel” o “gato basset”. En los años treinta ya se había señalado, en Inglaterra, la existencia de este tipo de gatos, pero durante la Segunda Guerra Mundial se perdió su rastro. En 1953 se describió un ejemplar en Stalingrado. El nombre de este gato vendría de los enanos Munchkin del país imaginario de Oz, descritos en la famosa película musical “El mago de Oz”, de Victor Fleming (1939), basada en el libro de L. Frank Baum. Los gatos Munchkin actuales son oriundos del estado de Luisiana en Estados Unidos y descienden de una gata negra, llamada Blackberry, que habría originado esta raza hacia el año 1982. El acortamiento de las patas se debe a una mutación en un gen dominante pero el resto del cuerpo es normal en sus proporciones, no son “gatos enanos”, tal denominación es errónea y despectiva, aunque la condición se asemeje a la acondroplasia. La TICA (The International Cat Association) reconoció esta raza gatuna en 1995 y el mismo año publicó un estándar de la raza de gatos Munchkin.

gato munchkin

El aspecto de estos gatos es inusual y como ocurre muchas veces con los gatos de raza Sphynx, suelen generar reacciones opuestas de aversión o simpatía, dependiendo de las personas. Su aspecto se parece a los perros de raza Bassett Hound o Dachshund por tener un cuerpo alargado con patas cortas. Aunque parezca extraño, los gatos de raza Munchkin no son gatos en miniatura, su tamaño es mediano y lo que les diferencia de los demás gatos domésticos son las patas cortas, que tienen un desarrollo atrofiado. Pueden correr rápidamente, saltar y trepar casi como los demás gatos, no tienen en general problemas en la médula espinal por su anomalía en las patas y lo único que tienen como desventaja es que no suelen saltar tan alto como los demás gatos con patas de longitud normal ni ser tan habilidosos en los juegos. Su temperamento es muy afectuoso, se mueven raudos y veloces a buscar mimos de su familia, aunque su forma de ser y carácter varía como en los gatos comunes, generalmente son buenos compañeros, cariñosos y juguetones.

Estándar de la raza de gatos Munchkin

La cabeza tiene forma de triángulo equilátero con contornos redondeados. Cráneo redondeado. Frente chata. Carrillos que pueden ser anchos, en particular en el macho. Hocico delgado con un ligero break. Nariz de longitud mediana. Mentón firme pero no prominente. Las orejas de estos gatos son triangulares, moderadamente anchas, rectas. Sus ojos son grandes, en forma de nuez, separados, ligeramente oblicuos. No existe relación entre el color de los ojos y el del pelaje.

El cuello es de longitud mediana, grueso y bien musculoso. Su cuerpo es de talla mediana. Pecho redondeado. Paletillas anchas. Columna vertebral como en las otras razas. Osamenta y musculatura medianas o considerables. Las patas son cortas, de osamenta mediana y musculatura fuerte. Pies de tamaño mediano, redondos, compactos.

La cola es medianamente gruesa, se afina hasta terminar en una punta redondeada. Bien tupida como un penacho de crines, la cola del gato Munchkin se mantiene alta y bien recta cuando el felino doméstico camina.

Su pelaje tiene dos variedades: pelo corto y pelo semilargo. Textura sedosa, pelusa medianamente abundante. Todos los colores están admitidos, son similares a los gatos comunes aunque esta raza de felino doméstico es estadounidense, no es muy habitual ver gatos Munchkin en Europa.

Defecto: Tipo demasiado fornido. Debilidad en la espalda y columna vertebral. Patas de osamenta demasiado fuerte, arqueadas. Esternón bajo y prominente. Medallones o botones blancos.

Sus cortas patas no dificultan la movilidad, pero no le permiten saltar tan alto como las otras razas. Este gato activo, vivaz y juguetón, es sociable, muy afectuoso. El gato Munchkin adora a su amo. El mantenimiento del pelaje es fácil, especialmente en la variedad de pelo corto.

Observaciones: Cruces autorizados con otras razas: gatos de pelo corto o largo; los criadores suelen evitar las razas de gatos con mayor corpulencia. Generalmente los apareamientos donde ambos progenitores, padre y madre, son gatos Munchkin pueden dificultar la supervivencia de todas las crías de la camada, aunque al menos la mitad de los gatitos nacidos tendrán las patas atrofiadas. En cruces de gatos Munchkin con gatos comunes o de otras razas felinas sin patas cortas, generalmente uno de cada cuatro gatitos nacidos puede ser Munchkin.

publicidad




Si te gustó este artículo puedes suscribirte gratuitamente al feed del blog gatuno o puedes recibir las novedades por email. Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:

 

También puedes consultar artículos relacionados que hemos publicado y pueden interesarte:



¿Te gustó? (2 votes, average: 1,00 out of 1)
Cargando…


9 ronroneos »

  • Roxana Galvez Petersen maulló:

    Son lindos los gatos enanos nunca habia sabido de ellos.

  • Javi maulló:

    :salta: interesante, no los conocía!

  • La gata maulló:

    Hola, a mi me gustan mucho los gatos, se casi todas las razas que existen pero de esta raza nunca habia escuchado hablar de ella, es tan curiosa jajaja vaya raza y que bonitos son, hace poco tuve un gatillo chiquitito un recien nacido, estaba en la calle y lo recogi con la esperanza de salvarlo pero… no pude hacer nada por el, a los cuatro dias fallecio :( (con lo bonito que era).

    Quien tenga gatos o le gusten si quiere alguien yo le doy mi messenger y nos ponemos en contacto o por correo electronico que me avise quien quiera, yo cada semana miro esta pagina jajaja adios.

  • Fermin maulló:

    No conocía este tipo de gatos, son muy llamativos.

  • Valentina maulló:

    Yo tengo uno de esos gatos pero no sabia que raza era esa.

  • Ruben Dario Ospina Restrepo maulló:

    :hug: hola me encanta la página, ¡felicidades!

  • Mishell maulló:

    Está de buena onda, yo también tengo un gatito lindo.

  • Yeni maulló:

    :culete: No conocía estos gatos, supongo que salvo que les afecte en su salud tener las patas más cortas, este tipo de selección artificial aún extravagante no es tan necio e ilegítimo como tratar de mantener una crianza para que se transmitan caracteres hereditarios que son dañinos para los animales.

  • María José maulló:

    ¡¡Qué hermosos estos gatitos!! Interesante información. :hug:

Ronronea si te gustó el contenido

Ronronea en el formulario. Puedes también suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes personalizar tu imagen de usuario mediante un perfil en Gravatar.com.

:sonrie: :salta: :ronroneo: :rasca: :pet: :ovillo: :lloro: :hug: :enojado: :despierta: :culete: :blue: :?: