Gatera » Razas gatunas

Gato Van Turco

27 Enero 201010.705 vistas14 ronroneos

La raza de gatos Van Turco es originaria de Anatolia oriental, el territorio que actualmente ocupan países como Irán, Irak, Siria, la parte rusa del cáucaso, Azerbaiyan, y el este de Turquía, aunque históricamente fue territorio del reino armenio. “Van” es un término que hace referencia tanto a una provincia como a la población próxima a un lago salino de origen volcánico con un área de 3.755 km² y que se halla a 1.640 metros sobre el nivel del mar. Armenia occidental pasó del imperio bizantino a los otomanos con la conquista de Constantinopla (actual Estambul) en el año 1453, la zona comprendía seis provincias: Erzurum, Van, Bitlis, Diyarbakır, Elazığ y Sivas, que quedaron bajo control otomano hasta después de la Primera Guerra Mundial. Antes del siglo XX el territorio armenio ya había sido disputado por otomanos y rusos, dando lugar a la guerra ruso-turca de los años 1828-1829, cuando la parte oriental fue anexionada por el imperio ruso. Entre los años 1908-1918 el imperio otomano fue gobernado por Jóvenes Turcos, un partido nacionalista y reformista turco que se rebeló contra el sultán Abdul Hamid II, desterrado en el año 1909. El pueblo armenio había sido objeto de fuertes represiones y masacres por el dictatorial régimen otomano, además de ser discriminados por las leyes islámicas al ser una minoría cristiana, carecían de los mismos derechos que la población musulmana. Con el auge del nacionalismo turco su situación no mejoró, pues se produjo un genocidio a partir del año 1915, con la deportación forzosa y exterminio de civiles armenios, calculado aproximadamente entre un millón y medio y dos millones de personas.

El avance del ejército ruso durante la primera guerra mundial sobre el imperio otomano, la revolución bolchevique de 1917, con la caida del zar y la familiar Romanov, provocó una breve independencia de los territorios en 1918 con la formación primero de la República Federativa Democrática Transcaucásica entre Armenia, Georgia y Azerbaiyán, posteriormente cada uno constituyó un Estado independiente; pero las esperanzas del pueblo armenio estaban en la diplomacia de Estados Unidos. El presidente Woodrow Wilson elaboró un proyecto de estado que incorporaba las provincias de Erzurum, Bitlis y Van, que eran partes de la región denominada Armenia otomana. Armenios tuvo el de facto control de una región en torno a la provincia de Van del Imperio otomano durante casi 3 años (1915-1918). Las fronteras se ampliaron hacia el norte, hasta la zona oeste de la provincia de Trabzon para proporcionar a la República Democrática de Armenia una salida al mar Negro. El tratado de Sèvres, firmado el 10 de agosto de 1920 entre las potencias aliadas y el imperio otomano en Francia, contenía una cláusula donde se reconocía a Armenia como un Estado libre e independiente.

mapa de Armenia en 1920 por Woodrow Wilson

Aunque firmado por el Gobierno Otomano, el Sultán Mehmed VI nunca reconoció el tratado, y el nacionalismo turco siguió en aumento, hasta llegar a la guerra turco-armenia entre septiembre y diciembre de 1920. La efímera república armenia fue derrotada por el ejército turco y tuvo que aceptar el Tratado de Lausana en 1923, que anuló el Tratado de Sèvres, por lo que Armenia tuvo que renunciar a los territorios que le habían sido reconocidos, y también estableció las actuales fronteras de Turquía. Las fronteras orientales se establecieron por medio del Tratado de Alexandropol el 2 de noviembre de 1920, y mediante el Tratado de Kars, tras la nueva invasión del ejército rojo ruso que tomaría los territorios al este dentro de las repúblicas soviéticas. Toda esta introducción histórica viene a explicar que la provincia donde se encuentra el lago Van fue armenia y por ello muchas personas rechazan la convención impuesta de Van Turco, prefiriendo gatos armenios o gatos Van.

gato van
Sello diseñado por Albert Ketchyan, gato armenio Van, 1999.

La población de Van llama a los gatos “pişik” y son tan deseables como guardianes de graneros y almacenes donde cazan roedores como mascotas de la familia. Antaño se creía que los gatos Van pasaban el verano en la cumbre de Erek Dagi, y en invierno bajaban a refugiarse en las casas. Inicialmente importados a Inglaterra en el año 1955, fueron llamados gatos turcos pero cambiaron su nombre a Van Turco para evitar confusiones con la raza de gatos Angora Turco, son dos razas desarrolladas en regiones geográficamente separadas. Aunque la raza tiene un linaje que se remonta siglos atrás en generaciones, en los clubes felinos de Estados Unidos se hicieron conocidos a partir del año 1982 y posteriormente se han difundido por criadores y clubes europeos. En marzo del año 2007, el fondo para la preservación de la diversidad biológica de las tierras altas de Armenia organizó una exposición de gatos de raza Van en el museo de ciencias naturales en Yerevan, Armenia. La exposición fue respaldada por unos cientos de asistentes que pudieron observar la presentación de once gatos Van, incluyendo los ejemplares EC Shadycombe Izmir y Aghtamar Ourakhali-Van, adquiridos en Holanda, así como Summitspring Arpi y Pairodocs Ani, llevados a Armenia desde los Estados Unidos.

monumento al gato Van

Vale recordar que la cuestión en torno a la denominación de la raza de los gatos Van es política. Los vecinos más cercanos a los armenios, que se refieren al gato como “vana katu”, son los turcos y los kurdos, que consideran al gato Van o como ellos lo llaman “van-kedisi”, su propiedad nacional. Al mismo tiempo sólo reconocen como “van-kedisi” a los gatos Van completamente blancos en su pelaje y de ojos de color diferente. Los investigadores turcos consideran que el gato Van alcanzó la parte este de Anatolia (denominación geográfica con la que los turcos se refieren a las tierras altas armenias) junto con las tribus turcas de Osman I, en el siglo XIII. Durante la campaña para lograr la entrada de Turquía en la Unión Europea se utilizó la imagen simbólica de un gato Van completamente blanco. Además la apariencia física del gato Van tal y como los turcos lo aceptan está motivada por creencias religiosas. Según la tradición musulmana sólo un animal completamente blanco está limpio o es puro, y excepcionalmente le estaría permitida la entrada en una mezquita. La especial afición por gatos completamente blancos está basada en la leyenda que cuenta que el profeta Mahoma tuvo una gata de pelo blanco inmaculado y ojos de distinto color llamada Muetsa o Muezza, que salvó al profeta de una serpiente. Al escuchar la llamada de la oración, Mahoma se dio cuenta de que su amada gata estaba durmiendo sobre una de sus mangas. Para evitar molestar a Muezza, se cortó la manga de la túnica. Al regresar de su devoción, Mahoma encontró a Muezza despierta, quien lo recibió inclinando su cabeza en señal de gratitud. En respuesta, el profeta dio tres caricias en la espalda a Muezza. Ofender a un gato está considerado un pecado entre los musulmanes. Sin embargo al mismo tiempo si un gatito nace sin tener el pelaje blanco, generalmente es sacrificado, y los gatos que no son compeltamente blancos son considerados “haram” o prohibidos por la fe, o simplemente gatos callejeros, vagabundos, denominados “sokak kedi” en turco.

gato van turco

Así mismo, los gatos angora o “ankara-kedisi” (gato de Ankara) en turco, muy populares en Turquía, son preferidos según el mismo principio: pelaje completamente blanco, aunque puedan ser de ojos azules, ámbar, pero la heterocromía está especialmente valorada, como un signo de que el gato tiene la bendición de Allah. En 1917, el zoo de Ankara, dentro de un programa gubernamental turco, comenzó a criar gatos de Angora completamente blancos, para preservar uno de los tesoros nacionales. Mustafa Kemal Ataturk (1881 – 1938) (Ataturk es traducido como “el padre de los turcos”), que estableció la moderna república de Turquía como Estado independiente en 1923, predijo en su superstición que la persona que fuera mordida en el tobillo por un gato de ojos de color dispar sería nombrado su sucesor. Se difundió también la superstición de que el líder de los turcos sería reencarnado en un gato blanco de ojos dispares. Estas creencias tanto religiosas como nacionalistas generaron en Turquía un aprecio reverencial hacia los gatos de color blanco con ojos dispares, tanto Van como Angora.

En concordancia con las normas del islam, un gato no debe vivir dentro de la vivienda de un hombre. Y en esto se encuentra escondida una paradoja, en cuanto según las tradiciones turcas, tanto los gatos Van como Angora fueron empleados para proteger de roedores las tiendas de alfombras de los ricos comerciantes de bazar, antes de convertirse en mascotas. En comparación con la raza de gatos Angora, los gatos Van no son tan cotizados. Laura Lashington, que introdujo gatos Van en Europa a mitad del siglo XX, escribió durante un viaje a Turquía en 1959: “Aunque los turcos se mostraron muy contentos de que me interesara por su “Van-Kedi”, no podían comprender para qué querría llevarme ejemplares a Gran Bretaña si no cazan ratones. La pregunta que subyace es ¿cómo pudo originarse un estándar para un gato y mantenerse doméstico durante tantos siglos si no estaba permitido tenerlo dentro de la morada humana? Si fuese un gato paria o vagabundo no habría alcanzado un patrón definido de rasgos, uniformidad de pelaje y color. Por ello es necesario buscar cuando fue reconocido el gato Van como raza entre las organizaciones internacionales felinas.

Para preparar una reseña para un periódico británico, dos periodistas, Sonya Holliday y Laura Lushington viajaron a Turquía entre julio y agosto de 1955; autoras que posteriormente se harían conocidas por libros sobre artes y espiritualidad, entre ellos “The Bible in Stained Glass”, un recorrido por las vidrieras de iglesias y catedrales europeas donde se representan imágenes de escenas de la Biblia. Laura Lushington era una entusiasta de los gatos de apariencia espectacular. Expresó su interés por los gatos que vió en Turquía y se llevó dos crías de diferente sexo a Londres. Los gatitos la sorprendieron no sólo por su apariencia sino por un comportamiento inusual que no era esperado en gatos. La temperatura era muy alta en verano en Turquía, y durante el camino de vuelta el coche estaba sobrecalentado siendo un riesgo para los gatitos, por lo que detuvieron el vehículo cerca de un arroyo de agua fría donde descansar a la sombra. Es universalmente conocido que la mayoría de los gatos tratan de evitar el agua, por lo cual Laura Lushington quedó impresionada cuando los gatitos se escaparon corriendo en dirección al arroyo. No solo evitaron ahogarse sino que en una zona de poca profundidad, caminaron en sentido de la corriente y se pusieron a chapotear. Se considera que estos ejemplares fueron los primeros gatos Van importados desde Turquía a Gran Bretaña. El macho fue llamado Van Attalla, y la hembra fue llamada Van Guzelli Iskenderun. Cuatro años después Laura Lushington se llevó otros dos gatos desde Turquía a Gran Bretaña. Estos gatos dieron descendientes con rasgos estables transmitidos por herencia. Por lo tanto, el comienzo de la selección y cría de gatos Van con su patrón de caracteres hereditarios fue establecido en Europa occidental. Tras importar suficientes gatos para alcanzar las requeridas cuatro generaciones, el “gato turco” recibió su status de completo pedigree en GCCF en el año 1969, y en 1971 la raza denominada gato Van turco fue aceptada por FIFE (Federación Internacional Felina). La raza de gatos Van turco fue posteriormente reconocida por otras organizaciones y clubes de criadores de gatos: en 1979 por TICA y en 1994 por CFA.

gato van

gato van

gato van

Ejemplares Sevan, con ojos de color dispar, y Nane de Van Cat Masis Armenia de Karen Manvelyan.

En 1959 Laura Lushington hizo muchas fotografías de gatos Van. Aunque son fotografías en blanco y negro podemos ver en ellas a gatos grandes de abundante pelaje blanco con marcas coloradas en la cabeza y la anillada cola. Esta es la descripción que Laura Lushington dio en 1969: “Bastante diferente en apariencia, el gato Van tiene un manto semilargo blanco como la tiza que se siente al tacto más como visón que como cualquier otra cosa. Las únicas marcas coloradas son los tonos castaño en la cabeza (algunos ejemplares tienen una línea más oscura en la esquina exterior de los ojos a las mejillas) y su tupida cola, rojiza y anillada. Los ojos del gato Van son grandes y de color ámbar, su piel es rosada, sus orejas tienen largos y curvados pelos interiores, algunas veces con pinceles o plumas en las puntas”. Este conjunto de rasgos físicos, al margen de la importancia que han cobrado los ojos azules y la heterocromía, se han mantenido hasta el siglo XXI.

Además de la última alteración descrita en la apariencia definitiva de los gatos Van turcos, los criadores comenzaron a considerar como gatos Van también a los gatos completamente blancos de ojos dispares, que podrían no ser reconocidos como gatos de pura raza Van. La WCF reconoce a los gatos de pelo corto blancos con ojos de color dispar como una raza separada, denominada gato de Anatolia. Aparte, el estándar dado por la WCF para el gato de Anatolia permite más variabilidad de colores y patrones en el pelaje, prácticamente cualquier color salvo canela y chocolate y los colores diluidos relacionados en cualquier combinación (bicolor, tricolor, atigrado, denominado tabby en inglés). De acuerdo con los requisitos de WCF, los gatos Van pueden ser empleados en cruces dentro de los programas de cría de los gatos anatolios, al ser una nueva raza en su estado de desarrollo, generalmente se exigen entre 4-10 generaciones. Según el estándar del gato Van turco de WCF, única organización felina que reconoce el gato anatolio o el gato de pelo corto turco, no puede ser cruzado con otras razas, y se incluye un acta para limitar el reconocimiento de descendientes de gatos de apariencia similar a los Van, sin pedigree aunque de origen turco.

gato van turco

gato van turco

gato van turco

gato van turco

gato van turco

gato van turco

El instituto de investigación de Van, que estudia la cría de gatos Van, fue organizado en Turquía por la universidad de Van en el año 1987. No se encuentra afiliado o vinculado con ningún programa de cría ni organización felina, no crían para ningún estándar definido ni aplican el conocimiento de la genética con respecto a los gatos. Además, el gato moderno pura raza no es sólo su fenotipo sino los rasgos de su temperamento que son también fijados por continua selección. El gato doméstico difiere de la especie silvestre por su necesidad de comunicación con el hombre, y la separación del gato doméstico en una colonia en estado semi-salvaje lleva a la pérdida de su sociabilidad y al aumento de posibles agresiones al hombre. La característica común en gatos salvajes o callejeros no socializados, de evitar a los humanos, cuando es impuesta en gatos domésticas por las condiciones de vida, complica su regreso a la morada humana. Y más aún, no se creará ninguna raza de gatos ni se preservará así una ya presente. La cría de animales de raza es un trabajo de selección junto con la destreza, gusto y suerte de un criador. Los gatos que viven en estado semi-salvaje alrededor de los pueblos del lago Van, incluso en pequeñas casetas que se construyen para su refugio, pero separados de la morada de las familias humanas, pueden ser utilizados para programas de cría que busquen ampliar el repertorio genético de de los gatos Van pura raza.

Un mito turco explica cómo los gatos Van llegaron a tener sus marcas color marrón-cobre en su manto. Allah (Señor o Dios) bendijo al gato colocando su mano sobre él cuando el felino iba a salir del arca de Noé tras tomar tierra en el monte Ararat situado en Turquía a unos kilómetros desde la frontera con Armenia moderna. En los lugares delpelaje del gato donde el Creador lo tocó, las marcas flameantes aparecieron. El punto en el hombro izquierdo, que los turcos llaman “la huella del pulgar de la mano derecha de Allah”, se asemeja a la silueta de la huella de un dedo humano. ¿Por qué es la huella del pulgar? Porque en general no hay color rojizo sin atigrado, hay zonas más claras y más oscuras en las marcas rojizas del gato Van. La marca que suele encontrarse en el hombro izquierdo parece como si la coloración se hubiese logrado al presionar con un dedo desde el centro hacia la periferia. Es una pena que en contraste con su consideración legendaria, además de los gatos completamente blancos de ojos dispares, todos los demás gatos, incluyendo aquellos que tienen las marcas de la bendición de Allah, son rechazados como defectuosos en el proceso de selección de van-kedi que se lleva a cabo en Turquía. Tal clase de selección sólo puede compararse a la restauración de la Iglesia Católica Armenia de la Sagrada Cruz, en la isla de Akdamar (también escrito Akhtamar) del lago Van, donde se encuentra la catedral construida entre los años 915-921 como residencia del rey Gagik I Artsruni del reino armenio de Vaspurakan, posteriormente complejo monástico que fue saqueado durante el genocidio armenio en 1915, convertida en museo entre los años 2005-2006.

El hecho de que gatos Van completamente blancos, criados por separado de los cruces con gatos Van tradicionales fueran presentados en el World Cat Congress en Dortmund el 29 de marzo del año 2007, para ser reconocidos como una variante de pleno derecho, confirma el interés creciente por los gatos Van. De un lado parecerá que ensancha la limitación del repertorio genético de la raza, pero por otro lado hace aparecer problemas en los shows de gatos al poner a prueba el criterio experto, porque los gatos Van completamente blancos tienen pocas diferencias con una raza vecina, el gato siberiano completamente blanco no es distinto en su constitución, y la capa interna de su manto, que crece con el cambio estacional, no es reconocida como un rasgo constitutivo de la raza.

Con el debido respeto a las tradiciones culturales y creencias religiosas de todas las partes del mundo. Existen evidencias de que el gato del lago Van tenía marcas de color en cabeza y cola anillada, mucho antes de que se popularizaran los gatos completamente blancos. La primera evidencia histórica de la existencia en las tierras altas de Armenia de gatos de pelo semilargo blanco con cola anillada y color en su cabeza son grabados en piezas de joyería del reino hitita (1600-1200 a.C.). En un periodo posterior hay hallazgos arqueológicos donde están representados gatos de cola anillada coloreada, Urartu o el reino de Ararat (siglos XIII a VI a.C.). En el mito turco, no se dan explicaciones convincentes de por qué el creador omnipotente bendijo al gato para darle sus marcas de color rojizo. Así pues solo parece probar que hubo un antiguo culto en torno a los gatos rojizos y blancos en el territorio cercano al lago Van. Y si uno toma en consideración que el territorio de Anatolia no fue ocupado por otros grupos étnicos salvo los armenios en los últimos seis siglos, mucho después de que existieran representaciones de gatos con la apariencia asociada a la raza Van, puede comprenderse que tanto el relato sacro como la raza Van, llegó a los turcos como un préstamo cultural, por sucesión. Los gatos son excelentes en fertilidad y se reproducen con rapidez, como en muchos pueblos indoeuropeos parece ser que los armenios respetaban a los gatos y establecieron una relación con el culto a la diosa de la maternidad. Se considera que existía un templo en Astghik, donde se rendía culto a una divinidad pagana de la maternidad, situado supuestamente donde se encuentra la aldea de Artamet, cerca de las orillas del lago Van, en la provincia de Armavir, al este de Yerevan.

¿Por qué el creador omnipotente bendijo al gato tras el diluvio universal donde se salvaron als principales especies de animales en el arca de Noé? Parece ser que porque el gato cazó un roedor que estaba abriendo un orificio en la base de la nave. Al completar la voluntad de Dios y salvar así la humanidad, fue bendecido. Tal es el gato del lago Van o simplemente “vana katu” en armenio.

Traducido del artículo What does a true Van cat look like? de Zarine Arushanyan, publicado en el año 2007.

La coloración del pelaje del gato Van Turco es diferente a la de otros gatos porque se admiten manchas de color naranja que cubran la cabeza y la cola, pero el cuerpo del gato debe ser blanco. La particularidad del gato Van Turco es que su manto semilargo tiene una capa de pelaje interior que, al contrario que en los demás gatos, le permite aislarse mejor del agua. Se les considera gatos nadadores, algo dificil de creer para quién no les haya visto, normalmente los gatos no quieren mojarse ni ser bañados, aunque son capaces de escapar de la bañera o de una zona encharcada si tienen que chapotear por ahí para salir. El gato Van es capaz de atravesar zonas sin mucha corriente, desde bordear la orilla de un lago a cruzar un arroyo o un río de escaso caudal, aunque tenga que mojarse casi todo el pelaje, manteniendo la cabeza erguida fuera del agua y las orejas hacia delante cuando se aproxima al otro lado.

gato van nadando
Fotografía en Warren Photographic

Son una de las razas gatunas que más tiempo tarda en alcanzar la madurez, unos 3 años, cuando lo normal es un año y cuatro meses aproximadamente, es un gato grande, activo e inteligente. El pelaje tiene una textura única como de cachemira, tiene una constitución sólida, de pelo semilargo y pecho amplio. El peso saludable varía entre los 3kg y los 3,8 kg, siendo los machos más grandes.

Estándar de la raza gatuna Van Turco

Su cabeza es de tamaño mediano o grande, por lo menos tan larga como ancha. Contornos redondeados. Ausencia de ángulos y líneas rectas. Pómulos altos. Hocico lleno, redondeado. Nariz con un ligero stop, luego levemente acarnerada. Pinch visible. Mentón algo redondeado. Las orejas son grandes, anchas en la base, de inserción alta, con puntas ligeramente redondeadas. Los ojos del gato Van son igualmente grandes, en forma de nuez o de hueso de melocotón, ligeramente oblicuos. Párpados rodeados de rosa. El iris de los ojos es azul, ámbar o dispares, algunos ejemplares tienen heterocromía, un ojo azul y el otro ámbar. El verde está admitido, pero se prefiere el ámbar. El color de los gatitos recién nacidos es grisaceo; 25 días después del nacimiento aún durante la lactancia el color comienza a cambiar, y aproximadamente 45 días después del nacimiento queda el color definitivo que tendrá el iris de los ojos.

gato van turco

Su cuerpo es largo, grande, fuerte, el cuello también lo tienen fortalecido y es corto. Caja torácica redondeada. Ancas bastante anchas. Osamenta fuerte, musculatura bien desarrollada. Las patas son de longitud mediana. Patas traseras más largas que las delanteras. Osamenta mediana, buena musculatura. Pies redondos. Mechones de pelos bien desarrollados entre los dedos. La cola es de longitud mediana, gruesa, bien tupida, hirsuta, termina como un pincel grueso o con penacho, como la de un pequeño zorro. Los pelos deben tener 5 cm de largo como mínimo. El color es homogéneo en toda la cola.

Es un gato de pelo semilargo o largo adaptado a la altitud de la región del lago Van. Suave, sedoso, sin pelusa lanosa. Gorguera y calzón tupido en invierno. Pelaje de color blanco puro. Manchas simétricas en la base de las orejas, de color anaranjado a rojo (color caoba) o también más claro, crema, separadas por una flama blanca. En la grupa, otra mancha se extiende hasta la punta de la cola. La disposición de estas manchas constituye el motivo “Van”, sobre todo en orejas y cola. Principales colores reconocidos: rojo y blanco, crema y blanco. En las competiciones y eventos de razas de gatos se considera un defecto si el gato tiene más de tres manchas separadas en el cuerpo. Ausencia de flama en la cara. Manchas mal distribuidas. Color de la cola que comienza demasiado adelante en la espalda. Descalificación: motivos bicolores y unicolores. Ausencia de coloración en las orejas y la cola.

gato van turco

Un gato Van Turco es particularmente rústico, robusto y muy vivaz, y le apetece nadar. Tenía la reputación de ser un gato agresivo y dominante, pero gracias a la selección, se ha vuelto sociable, sobre todo con sus congéneres felinos. Es independiente, de un carácter bien enérgico y juguetón. Se muestra muy afectuoso e incluso posesivo con respecto a sus amos. Es un excelente compañero, dotado de una voz moderada. Se adapta a la vida en un apartamento, pero es preferible que cuente con un vasto jardín con un estanque. Su desarrollo es lento y necesita entre 3 y 5 años para alcanzar su belleza definitiva. Fuera del período de muda, muy abundante antes del verano, el mantenimiento de su pelaje sólo implica un cepillado semanal.

Más fotos de gatos Van en Van Cat Blog.

publicidad




Si te gustó este artículo puedes suscribirte gratuitamente al feed del blog gatuno o puedes recibir las novedades por email. Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:


También puedes consultar artículos relacionados que hemos publicado y pueden interesarte:



¿Te gustó? (3 votes, average: 1,00 out of 1)
Cargando…
 :sonrie: :salta: :ronroneo: :rasca: :pet: :ovillo: :lloro: :hug: :enojado: :despierta: :culete: :blue: :?:

14 ronroneos »

  • Mascotas maulló:

    La raza de gatos Van Turco la verdad es que es preciosa. Sólo con ver estas fotos basta para darse cuenta que se trata de unos gatos vivaces, con sus ojos saltones y su cuerpo manchado.

  • Diana maulló:

    Hola vivo en la Ciudad de Mexico y no hay gatos van turco quiero ver la posibilidad de importar uno pero quizá alguien tenga algún contacto fiable para ello. Gracias.

  • Tany maulló:

    Hola, en mi casa tenemos una gatita que no sabiamos la raza que es, hasta que investigando por aqui la he encontrado. El veterinario nunca nos supo saber decir de qué raza se trataba. Pues bien, me gustaria subir alguna foto para confirmar que es un Van Turco, no por nada, solamente por saber si realmente lo es o no, ya que está operada y es imposible emparejarla, pero para mi es la gata mas preciosa que hay en el mundo (y tengo 5!!). Es blanca pura (pero un blanco blanco precioso) con mancha negra en la cabeza y la cola, un ojo de cada color y mucho pelo, pero nunca lo lleva enredado. Eso si, no le gusta mucho el agua. Tiene pelo entre los dedos y eso siempre nos ha hecho mucha gracia. Es una pasada de gata y es algo posesiva y rencorosa. Un saludo!!!

  • Alcántara maulló:

    Hola a todos yo tengo una gata se llama Nani y tuvo unos lindos gatos hace un mes, están hermosos.

  • Eve maulló:

    Hola son hermosas las fotos, yo tengo 2 gatos, la verdad es hermosa la raza Van Turco y los demas gatos tambien jajaja saludos.

  • Dani maulló:

    Hola, yo tengo un gato macho mas o menos de cuatro meses, es blanco con dos manchas marrones atigradas en el casco, cola negra anillada, ojos verdes con manchas marrones, y lo demas concuerda con la descripcion de un Van Turco, pero su cola no es tupida y noto que tiene la cantidad normal de pelo entre los dedos… quiza cuando crezca esto cambie, pero quiero estar segura si pertenece a esta raza, ya que no encuentro otra raza tan parecida en su descripcion.

  • Alaniss maulló:

    Llevo 10 meses con mi gatita y tambien busqué a qué raza pertenece ahora sé que es una van turco, está tan linda se llama Pandora y es mi adoracion.

  • Genesis maulló:

    Hola tengo 3 gatos: un van turco, un angora y un bombay. El van turco es lindo, hermoso, lo amo, lo crie desde 2 dias de nacido tenia los ojos cerrados se veia muy fragil, le encanta el agua se baña todos los dias, es muy cariñoso, me sigue a todos los lados hasta duerme conmigo. Los adoro claro a los 3, ahora este gato va a cumplir un año conmigo, amo a los gatos domésticos.

  • Danitsa maulló:

    Mi gatita se llama Jade princesa lince violet, es muy juguetona y estoy muy feliz de que sea mi mascota.

  • Danitsa maulló:

    :blue: Mi gatita es una gran felicidad.

  • Gabriela maulló:

    Me encanta esta raza de gatos. :3

  • Ana Cecilia Vizcaíno Salazar maulló:

    Tengo una gatita Van Turca, vive en Quito Ecuador, es una dulzura, muy inteligente, le gusta bañarse, no le gusta que le corte sus uñas. Esta gata viajó mucho desde Yemen, su inteligencia es asombrosa, su pelaje es como cashimira, sus orejas rosadas, su cola en rayos café rojizos. Su nombre es Ronalda. Es mi compañía.

  • Valentina maulló:

    Hola buen día, en mi familia teníamos una lindo Gatito de esta raza, le pusimos de nombre Vicente, la verdad nos alegraba muchísimo los días, sin embargo hace unos días nuestro gatito murió en un terrible accidente… Nos gustaría tener otro de esa misma raza saben donde podríamos comprar uno nuevamente, nunca reemplazaremos a nuestro Vicentico del corazón, pero nos gustaría tener en casa la alegría de un gatito nuevamente.

    Gracias

  • Besos de gato maulló:

    Valentina, entiendo que escribes desde Quito, Ecuador. Los gatos Van, originariamente armenios, tienen su singularidad en las habilidades nadadoras. Pero físicamente, su pelaje es muy parecido al de los gatos europeos comunes de color mayoritariamente blanco y partes naranjas en cabeza y cola, que es más abundante y tupida. En vez de buscar un criadero o tienda de mascotas, seguro que encontráis un gato para adoptar que se parezca en su pelaje, hay muchos gatitos abandonados buscando hogar.

Ronronea si te gustó el sitio

Ronronea en el formulario. Puedes también suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes usar las etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

El blog permite mostrar los avatares de Gravatar, si quieres crearte uno puedes ir a Gravatar.com.