Gatera » Cuidados gatunos

Toxoplasmosis, mujeres embarazadas y gatos (1)

22 Julio 201092 lecturasSin ronroneos
 

La toxoplasmosis es una zoonosis, enfermedad transmitida entre animales y el hombre, causada por el parásito intracelular Toxoplasma gondii, que tiene muy baja especificidad en sus huéspedes, pudiendo infectar a casi cualquier mamífero, considerado un coccidio tisular cosmopolita. La toxoplasmosis está incluso documentada en aves y la enfermedad parasitaria infecciosa se ha detectado por todo el mundo. Los felinos silvestres suelen ser el hospedador definitivo en la cadena del parásito al infectarse tras cazar roedores y aves infectados que formen parte de su dieta, sobre todo gatos en zonas periurbanas o rurales, mientra que los gatos domésticos que no salen nunca de un apartamento no suelen infectarse.

Como la mayoría de los parásitos del género Apicomplexa, Toxoplasma gondii es un parásito intracelular obligado, esto es, un organismo parasitario que sólo puede nutrirse a partir de un protoplasma vivo; los parásitos obligados no pueden ser cultivados en medios no vivos. El parásito obligado es un agente patógeno que solamente puede efectuar su desarrollo y multiplicarse sobre un huésped vivo. Toxoplasma gondii invade la mayoría de las células nucleadas y adopta formas diferentes:

Ooquistes: Los felinos, hospedadores definitivos del parásito, eliminan los ooquistes no esporulados en heces fecales, que tras esporulación es vuelven infecciosos al cabo de 1 a 5 días. Los ooquistes esporulados son ovoidales, miden 10 – 12 µm y contienen dos esporoquistes, cada uno con cuatro esporozoítos.

Taquizoítos: formas replicativas, intracelulares. Se observan en la fase aguda de la infección y son responsables de la diseminación y la destrucción tisular. Miden 3 µm x 6 µm, de forma oval, con un extremo aguzado y el otro redondeado. Se reproducen de forma asexuada rápidamente por división binaria desde una célula madre colonizada (endodiogenia) en vacuolas parasitóforas que forman en células nucleadas. Son de importancia el conoide, anillos polares, micronemas, roptrias y gránulos densos en la adhesión, invasión, formación de la vacuola parasitófora y adquisición de nutrientes. La replicación conduce a la lisis celular y a la diseminación de taquizoítos a diferentes tejidos orgánicos por todo el cuerpo del huésped.

Bradizoítos: Toxoplasma gondii se diferencia en formas de muy lento crecimiento, contenidas en quistes tisulares. Los bradizoítos miden 1.5 µm x 7.0 µm y su morfología es semejante a la de los taquizoítos. Existen mecanismos por los cuales entran en una etapa “quiescente” o latente, que podría reactivarse en un futuro. Estas formas parasitarias, en su conjunto, con su membrana, constituyen los quistes tisulares, y tras superar el organismo huésped una primera infección, dan lugar a inmunidad no estéril; en condiciones de inmunocompromiso, en individuos con sistema inmunitario deprimido o por inmunodeficiencia adquirida, los bradizoítos se reactivan y diseminan como taquizoítos volviendo a causar infección.

Los quistes tisulares varían en forma y tamaño. Los quistes pueden llegar a medir en un inicio unos 5 μm de diámetro. El tamaño varía, en promedio 70 μm y contienen algo más de 1000 bradizoitos, aunque los hay de mayor tamaño. Presentan una delgada membrana elástica, y pueden persistir en tejidos durante el resto de la vida del hospedero. Se ubican principalmente en cerebro, músculo esquelético y cardíaco.

Se considera que los quistes tisulares contribuyen de manera fundamental al éxito de este parásito, ya que (1) ingeridos con carne cruda o mal cocida, sobreviven al tránsito por tracto digestivo pese a las enzimas, lo que permite la invasión del intestino delgado; (2) no son destruidos totalmente por la respuesta inmunitaria ni mediante los fármacos; (3) los parásitos pueden persistir de manera latente en los quistes sin afectar a las células a lo largo de la vida del hospedador; (4) los bradizoítos en los quistes son infecciosos, lo que contribuye a su diseminación en la naturaleza a través de animales carnívoros (Kamerkar & Davis. 2012).

ciclo toxoplasma roedor

El ciclo de vida de Toxoplasma gondii es típicamente coccidiano, tiene dos fases claramente diferenciadas: la fase intestinal o enteroepitelial (que solamente ocurre en el felino, huésped definitivo), y la fase extraintestinal (que ocurre en todos los animales infectados que son hospedadores del parásito). La fase extraintestinal ocurre en todos aquellos animales infectados por toxoplasmosis (incluyendo a los gatos) durante la cual se producen los “taquizoítos” y, eventualmente, “bradizoítos” o “zoitoquistes.” Los taquizoítos se multiplican por reproducción asexuada y van causando la muerte de las células que colonizan, al tiempo que comienzan a distribuirse por el cuerpo del animal infectado, parasitando sus células y dividiéndose lentamente durante unas semanas, produciendo posteriormente los zoitoquistes repletos de bradizoítos. Un quiste puede contener hasta 3000 bradizoítos y si están enquistados en tejido muscular o cerebral podrían permanecer durante años. En el ratón, presa habitual de gatos silvestres, el desarrollo de la toxoplasmosis puede ser más rápido que en humanos, pero es seguro que los taquizoítos son diseminados a través de los tejidos del cuerpo por los fluidos linfáticos y la corriente sanguínea en apenas 4 días, pues 5 días después de la ingestión de ooquistes, ya se detectan quistes tisulares en el intestino, y a los 8 días los quistes tisulares se detectan en el cerebro.

Si los humanos o algún animal con dieta carnívora (¡pero no los gatos!) come carne que contenga quistes tisulares con bradizoítos entonces estos parásitos invaden células en tejidos orgánicos (distintos del intestino) y se dividen en taquizoítos desembocando primero en la fase aguda de la infección, más tarde en la fase crónica de la toxoplasmosis. ¡No se producen ooquistes en aves, roedores, mamíferos de gran tamaño o animales hospedadores intermediarios, solamente los producen los gatos cuando las formas parasitarias de Toxoplasma alcanzan el epitelio de su intestino delgado para reproducirse! Los ooquistes esporulados infecciosos se dispersan desde las heces o excrementos del gato por el medioambiente.

Los bradizoítos o esporozoítos infectan células y macrófagos en la mucosa del intestino delgado y se multiplican en taquizoítos encapsulados en pseudoquistes. Aunque el sistema inmunitario detecta los quistes no logra eliminarlos totalmente. En la reproducción asexuada de los parásitos, la endodiogenia es un proceso de brotación interna (propio de los parásitos Apicomplexa) que da la formación de dos células hijas a partir de una madre celular por el proceso de fisión binaria intracelular, ambas ocupan todo el citoplasma de la célula madre, que termina por desaparecer.

El animal huésped se infecta al ingerir ooquistes (los animales herbívoros se pueden contaminar al ingerir ooquistes accidentalmente por agua, grano o verduras insalubres donde la tierra tenía ooquistes esporulados) o comer bradizoítos de los tejidos de un reservorio (ave o mamífero que tuviera el parásito). Los gatos se infectan habitualmente de toxoplasmosis al ingerir carne contaminada de aves y roedores con quistes tisulares, y con poca frecuencia por ingesta de ooquistes, que suele ser fuente de contaminación de animales que no son carnívoros estrictos como el gato, sino mamíferos domésticos en explotaciones ganaderas (conejo, pollo, pavo, cerdo, vacuno, etc.), cuya carne contaminada puede infectar a humanos, siendo los grupos más vulnerables el bebé en desarrollo fetal en las mujeres embarazadas, así como niños pequeños, ancianos y adultos con inmunodeficiencia.

Aunque el envoltorio de los quistes formado de una vacuola parasitófora a partir de la membrana citoplásmica de las células del huésped puede ser disuelto por las enzimas proteolíticas, muchos quistes son resistentes a la pepsina, sobreviven a los ácidos digestivos durante el paso por el estómago del gato y los parásitos de Toxoplasma infectan las células epiteliales del intestino delgado, donde emplean la reproducción sexuada para multiplicarse y formar ooquistes al término de la digestión, que son expulsados al exterior con las heces. La fase intestinal ocurre solamente en gatos, hospedadores definitivos del parásito (tanto gatos salvajes, asilvestrados de colonias periurbanas y rurales, como gatos domésticos que solo habitan apartamentos) durante la cual se producen los ooquistes, entonces todavía no esporulados, tardarán al menos un día en volverse infecciosos por esporulación y contaminar el medioambiente circundante donde el gato depositara las heces, sea tierra, agua, vegetales, grano, etc. donde animales que no son carnívoros pueden infectarse y convertirse en reservorios, hospedadores intermediarios del parásito, que logra así mantenerse sin ser erradicado.

ciclo toxoplasmosis

La reproducción asexuada en el epitelio intestinal es limitada: después de varios ciclos de reproducción asexuada por endodiogenia, comienza la gamogonia, reproducción sexuada que solo ocurre en los hospedadores felinos: los estados intracelulares no siguen la endodiogenia sino que se diferencian en gametocitos, un taquizoíto o esporozoíto puede formar gametocitos macho o hembra, y se produce entonces la fertilización. Dos membranas se juntan sobre el cigoto para producir el ooquiste. Pocas horas después de la infección los taquizoítos son absorbidos por macrófagos y son desplazados por los fluidos linfáticos y la corriente sanguínea a otros tejidos del cuerpo lejos del intestino, donde la endodiogenia continúa. El huésped padece la fase aguda de la infección y posteriormente empieza la fase crónica: los parásitos (en forma de bradizoítos) en el interior del quiste, se dividen lentamente por endodiogenia, y persisten en los tejidos orgánicos del gato, sobre todo quistes acantonados en músculos y cerebro, latentes durante meses o años.

Por tanto, si el gato se alimenta de bradizoítos al cazar un animal infectado, el desarrollo de Toxoplasma ocurre tanto en el intestino como en otros tejidos de su cuerpo. Los gatos infectados expulsarán ooquistes en las heces en las tres semanas posteriores a contaminarse, según cómo contrajeran la infección. Si un gato ingiere bradizoítos a través de la carne de una presa infectada, empezará a expulsar ooquistes en sus heces en un tiempo inferior a 10 días, mientras que si el gato ingiere tejido que contiene taquizoítos, los ooquistes serán expulsados en sus excrementos transcurridos 14 días desde la contaminación, y si el gato se ha infectado por ooquistes, entonces expulsará ooquistes en sus heces tras 18 días.

ciclo toxoplasmosis

Menos de un 50% de gatos expulsan ooquistes si ingieren taquizoítos u ooquistes, pero el 100% expulsará los ooquistes si ingirió bradizoítos. Manifiestamente, Toxoplasma es un parásito coccidio que tiene mecanismos evolucionados para infectar a su huésped definitivo, el gato, y utiliza sus presas habituales (roedores y aves), así como los ooquistes, para conseguir su dispersión desde un huésped intermediario (mamíferos, sean animales silvestres o ganado domesticado en la industria cárnica) a otro huésped. A pesar de la cantidad de animales que pueden ser hospedadores intermediarios del parásito toxoplasma gondii y cuya carne contaminada podría infectar a los humanos, se ha demonizado al gato, que está en el foco siempre que se habla de la toxoplasmosis, al ser el huésped definitivo y el único animal donde el parásito puede producir los ooquistes en su intestino. Los ooquistes no esporulados quedan depositados por millones en las heces de los gatos, al producirse la esporulación se vuelven infecciosos en 24 horas, aunque pueden tardar en volverse infecciosos hasta 5 días según las condiciones medioambientales. Sin embargo, lo más prudente es limpiar siempre las heces de los gatos en las bandejas de arena al menos dos veces al día, usando guantes y una pala, de forma separada en una bolsa para tirar los residuos. Una mujer en gestación no debería tener que hacer todas las tareas de cocina y limpieza en casa, sino que debería ser ayudada por su pareja y sus familiares durante el embarazo para delegar tales tareas (preparar la comida, tomar medidas de salubridad en los utensilios de cocina y evitar en lo posible la carne mal preparada) y no exponerse ni a los riesgos de la carne contaminada con quistes tisulares ni tampoco a la ingestión accidental de ooquistes esporulados infecciosos (por no limpiar adecuadamente las bandejas de arena con las heces de los gatos o por haber olvidado limpiar restos de excrementos que han sido depositados fuera de la bandeja de arena).

La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa que se puede transmitir por contacto oral -al llevarse las manos a la boca- con los ooquistes (en las heces de los gatos) o al ingerir quistes tisulares repletos de bradizoítos (por comer carne cruda o poco cocinada, carne de ganado que llega al consumo humano ya contaminada de quistes con formas parasitarias del Toxoplasma desde la industria alimentaria). En humanos, después de la ingestión de ooquistes, los taquizoítos se pueden detectar en las primeras dos semanas, constituyendo la fase aguda de la infección. Los principales grupos de riesgo son las mujeres embarazadas, por malformaciones severas del feto a nivel del sistema nervioso central y con graves lesiones psicomotoras y oculares del bebé sobre todo si la infección trasplacentaria se produce en el primer trimestre de gestación, toxoplasmosis congénita diagnosticable en el recién nacido, así como personas con sistema inmunitario deprimido o con inmunodeficiencia adquirida.

Artículo técnico de parasitología y microbiología molecular en Facmed UNAM | Toxoplasmosis.

publicidad




Si te gustó este artículo puedes suscribirte gratuitamente al feed del blog gatuno o puedes recibir las novedades por email. Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:

 

También puedes consultar artículos relacionados que hemos publicado y pueden interesarte:



¿Te gustó? (No Ratings Yet)
Cargando…
 :sonrie: :salta: :ronroneo: :rasca: :pet: :ovillo: :lloro: :hug: :enojado: :despierta: :culete: :blue: :?:

Ronronea si te gustó el sitio

Ronronea en el formulario. Puedes también suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes usar las etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

El blog permite mostrar los avatares de Gravatar, si quieres crearte uno puedes ir a Gravatar.com.