Gatera » Cuidados gatunos

Toxoplasmosis, mujeres embarazadas y gatos (2)

23 agosto 201064 lecturasSin ronroneos
 

Muchas parejas que buscan tener hijos y mujeres que desean quedarse pronto embarazadas frecuentemente preguntan si es seguro tener un gato en el hogar durante la gestación y qué precauciones tomar cuando llegue su bebé. El primer temor refiere a la toxoplasmosis, por el riesgo de contraer una enfermedad que produjera malformaciones en el desarrollo fetal y el segundo temor refiere a las hipotéticas agresiones de gatos a los recién nacidos, bebés e infantes durante sus primeros pasos por ser considerados animales ariscos y territoriales.

Informarse con un médico especialista y con tu clínica veterinaria, tomar precauciones sanitarias y establecer pautas seguras para proteger la salud del bebé son principios que deben prevalecer frente a las advertencias sin rigor científico, las opiniones establecidas como dogma y las falsas creencias. El peligro de la toxoplasmosis no es injustificado ni las agresiones de animales domésticos a niños pequeños son bulos, leyendas o cuentos de viejas, pero se ven envueltos de ideas erróneas y psicosis, que derivan en medidas drásticas y lesivas de muchas madres o parejas que tenían gatos y acaban desprendiéndose de sus gatos de forma cruel para evitar cualquier riesgo.

mujer embarazada y gatos

Gatos, embarazo y toxoplasmosis

Así que has decidido tener hijos y quedarte embarazada de tu primer bebé, contando a familiares y amigos las buenas nuevas. Lo más probable es que tales noticias hayan tenido como respuesta algún comentario de advertencia sobre tus mascotas, la primera pregunta de muchas personas del entorno será: “¿No vas a sacar de tu casa a los gatos?” Y cuando preguntes el porqué de tal medida, te hablarán de la nociva enfermedad que los gatos transmiten y que causará malformaciones a tu bebé. Ahora te han metido el miedo en el cuerpo, te han asustado a pesar de que quieres mucho a tus gatos y a pesar del aprecio no sabes qué decisiones tomar.

Mantén la calma. No tienes que deshacerte de tus gatos y podrás tener un embarazo normal, dando a luz a un bebé sano y vital. Aunque la mayoría de los familiares, amigos y personas conocidas son gente bien intencionada y buscan lo mejor para ti, también están a menudo desinformados y no están en posesión del criterio experto de un profesional sanitario.

¿Qué es la toxoplasmosis?

De forma sucinta, Toxoplasmosis es una infección causada por un parásito intracelular denominado Toxoplasma gondii. Los gatos se infectan por toxoplasmosis al comer carne cruda procedente de un animal infectado por el parásito, como roedores, aves o carne de otros animales. Cuando un gato se infecta por toxoplasmosis, expulsará ooquistes en sus heces aproximadamente tras una semana después de contraer la infección. Toma aproximadamente 24 horas para que los ooquistes expulsados en los excrementos, en las heces del gato, se vuelvan infecciosos para otros mamíferos, como los humanos. Es muy difícil, muy poco probable, que los gatos caseros que solamente comen pienso seco, latas de alimento húmedo, gelatinoso, o comida producida para gatos por marcas confiables puedan recibir la infección del parásito de la toxoplasmosis, teniendo en cuenta las medidas sanitarias, normas y controles de producción en las empresas de piensos y que los gatos caseros de apartamento nunca salen al exterior de la vivienda para cazar.

Sin embargo, deberás tomar precauciones y medidas sanitarias si tu gato come ocasionalmente carne cruda, por ejemplo desperdicios con partes grasas o menos magras al preparar carne congelada, restos de carnicería o vísceras de casquerías (sí, hay quien le da eso a sus gatos como alimentación) donde pudiera haber quistes tisulares con células parasitarias de Toxoplasma, o si le está permitido salir al exterior, vagabundear y ocasionalmente caza animales como ratones o aves, aunque no se coma totalmente sus presas y vaya dejando el botín en las inmediaciones de la vivienda, por ejemplo los gatos que no viven en bloques residenciales de apartamentos, sino en casas bajas, chalets de zonas periurbanas o en casas unifamiliares rurales y se aventuran más allá de un patio, jardín, huerto o descampado, con el riesgo tanto de agresiones, apareamientos indeseados o que pueda contaminarse de un animal infectado por el parásito.

¿Cómo se transmite la toxoplasmosis a los humanos?

La toxoplasmosis se transmite a los humanos por comer carne contaminada con quistes tisulares que contienen las células parasitarias en la forma de bradizoítos de Toxoplasma, al preparar la carne poco cocinada, sin lavar o contaminada por malas condiciones sanitarias, así como en verduras sin lavar, y por establecer accidentalmente contacto oral -llevarse las manos a la boca sin lavarse previamente con agua caliente y jabón- con restos de arena, tierra que haya estado en contacto con heces de gato, excrementos que porten la infección parasitaria en la forma de ooquistes esporulados.

¿La toxoplasmosis es peligrosa para una mujer embarazada?

La toxoplasmosis puede ser muy peligrosa para el desarrollo fetal cuando infecta por primera vez en su vida a una mujer que ya estaba en gestación. Si esto ocurre en los tres primeros meses de embarazo, el daño que puede producir al bebé es el más grave a nivel de malformaciones neurológicas, se habla entonces de toxoplasmosis congénita, al tiempo que es más difícil -menos probable- que se transmita la infección a través de la placenta; y en cambio es menos dañina pero más probable la transmisión de la enfermedad, si ocurre en los tres últimos meses de embarazo. El tiempo trascurrido entre la infección de la placenta y la transmisión al feto es variable, entre 4 y 16 semanas, por lo que la placenta una vez infectada, debe considerarse como una fuente potencial de infección al feto durante el resto del embarazo.

La frecuencia de infección fetal por toxoplasmosis tiene por tanto una relación inversa con la edad gestacional, esto significa que es más alta -mayor riesgo de contraer la enfermedad- cuando la infección materna se presenta en el tercer trimestre (60%), que cuando sucede en el segundo trimestre (30%) o el primer trimestre (15%) del embarazo, pero la gravedad de la infección es mayor, a menor edad gestacional a la que se produzca la infección parasitaria, produciendo las malformaciones más graves en el feto durante el primer trimestre de gestación, mientras las secuelas son más leves al final del embarazo. Al nacer, la toxoplasmosis es asintomática en 75% de los neonatos, pero en el 8-10% de los neonatos se manifiestan secuelas graves al crecer el bebé con un daño severo a nivel ocular o malformaciones del sistema nervioso central, asociados a enfermedades neurológicas o psicomotoras, tales como hidrocefalia, microcefalia, retraso psicomotor, epilepsia, glaucoma, cataratas, coriorretinitis, atrofia óptica, estrabismo, pérdida auditiva o hipoacusia.

Si has padecido una infección por toxoplasmosis con anterioridad en tu vida, antes de quedarte embarazada, tu sistema inmunitario debería prevenir posteriores infecciones, a menos que padecieras una inmunodeficiencia. Si todavía no estás embarazada y desconoces si has podido tener la enfermedad en el pasado, al ser en la mayoría de los casos asintomática, o con un cuadro clínico poco específico, puedes realizar un test solicitándolo a tu médico de cabecera en el centro de salud. Si ya has superado una infección por toxoplasmosis en el pasado antes de quedarte embarazada y no padeces ninguna inmunosupresión, no debes temer por el desarrollo de tu futuro bebé. Si nunca has tenido la infección parasitaria o no sabes si la has padecido pero ya estás en gestación, hay algunas medidas prudentes que debes tomar para evitar que una hipotética infección por toxoplasmosis se transmitiera a la placenta, a través de las células parasitarias replicativas de Toxoplasma, los taquizoítos.

Precauciones a tomar durante el embarazo

– Utiliza guantes siempre que hagas cualquier actividad en exteriores que implique trabajar la tierra, por ejemplo tareas de jardinería o cultivo en huerto. Lava siempre tus manos con jabón y abundante agua caliente siempre que hayas realizado actividades en exteriores, pero especialmente antes de preparar comida, limpiar verduras, frutas, tanto los vegetales como la carne cruda que vayas a cocinar.

– Pide a tu pareja, familiares, amigos o amigas -siempre que no sean mujeres en gestación- que manejen por ti la carne cruda al preparar la comida, sobre todo la carne que frecuentemente algunos comensales piden poco hecha en parrilla o asados, como ciertos bistecs, carne picada para bolas, hamburguesas, etc. Si no se puede evitar tal situación por los gustos de tus familiares, definitivamente no te ayudan a manipular tales alimentos -aunque deberían- y te encuentras sola cocinando a pesar de estar en gestación, asegúrate de llevar siempre puestos guantes de latex al tocar carne cruda, y lavar concienzudamente tablas, cuchillos y cualquier utensilio de cocina que se haya utilizado para manipular o cortar la carne, así como los cubiertos de la vajilla que te puedas llevar a la boca, cualquier cosa que haya tocado la carne cruda en la preparación de la receta. Lava siempre tus manos con jabón y agua caliente.

– Si no podéis evitar consumir la carne en vuestra familia, supervisa que la carne sea siempre cocinada hasta que esté totalmente hecha, bien asada, sin que haya zonas rosadas, jugos o líneas sanguinolentas. Nunca comas carne que esté a medio terminar, como ciertos bistecs o filetes de carne a la parrilla, aunque lo mejor sería definitivamente no consumir ningún tipo de carne por motivos éticos y ecológicos.

– Pide a tu pareja, familiares queridos o amistades, siempre que no sea una mujer que también pueda estar embarazada, que te ayuden a cuidar de los gatos de la casa, de modo que sea otra persona quien limpie las bandejas de arena donde defecan los gatos. La persona que limpie las bandejas de arena deberá usar guantes de latex y usar la pala. Después de retirar los excrementos, debe lavar con jabón y abundante agua caliente la pala empleada en la arena y sus propias manos. Es importante quitar las heces de los gatos con frecuencia, limpiando las deposiciones de excrementos en la arena al menos dos veces al día. Recuerda que los ooquistes (parásitos que causan la toxoplasmosis y que se encuentran en las heces de los gatos) tardan 24 horas en esporular y volverse infecciosos, y solo pueden causar infecciones en ese estado, tras esporulación, por lo que limpiar un mínimo de dos veces al día las bandejas sanitarias debería neutralizar la amenaza de infección si hubiera parásitos en las heces de los gatos.

– La alimentación del gato es el pienso y las latas preparadas con comida húmeda procesada, nada de restos o desperdicios de carnicerías ni casquerías. No permitas conductas vagabundas ni salidas de cacería aunque vivas en una casa baja, vivienda unifamiliar o chalet, los gatos están más seguros dentro de casa y no tienen que salir al exterior para exponerse a enfermedades ni cazar aves o roedores.

Reducir el estrés por la amenaza de la toxoplasmosis

Así pues, cuando tus amistades y familiares te hablen sobre esa misteriosa enfermedad que transmiten los gatos, puedes sonreír con serenidad (mientras acaricias y rascas a tu gato en uno de sus lugares favoritos) que ya te has informado debidamente sobre la enfermedad y estás tomando todas las precauciones necesarias. Disfruta de la reducción de estrés y la bajada de tensión arterial que produce el terapéutico ronroneo y los mimos de tus gatos mientras tus conocidos te eligen para contarte todos sus problemas laborales mientras dura tu embarazo…

Traducido a español desde el artículo original en inglés de Lisa Violet en Niños y gatos | Toxoplasmosis.

publicidad




Si te gustó este artículo puedes suscribirte gratuitamente al feed del blog gatuno o puedes recibir las novedades por email. Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:

 

También puedes consultar artículos relacionados que hemos publicado y pueden interesarte:



¿Te gustó? (No Ratings Yet)
Cargando…
 :sonrie: :salta: :ronroneo: :rasca: :pet: :ovillo: :lloro: :hug: :enojado: :despierta: :culete: :blue: :?:

Ronronea si te gustó el contenido

Ronronea en el formulario. Puedes también suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes usar las etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

El blog permite mostrar los avatares de Gravatar, si quieres crearte uno puedes ir a Gravatar.com.