Gatera » Fotos

Gatos en el portal de Belén (1)

10 Diciembre 2016362 vistasSin ronroneos

Si los hogares con gatos deben establecer medidas prudenciales para proteger el árbol de Navidad, no menos importante es custodiar la colocación del portal de Belén o la representación del nacimiento de Jesús de Nazaret en el pesebre, protegiendo las figuras frente a la curiosidad del felino doméstico. La construcción del portal de Belén forma parte de la liturgia navideña en muchas partes del mundo, especialmente en los países de tradición cristiana católica. Se denomina nativity scene, manger scene, en inglés, presepio o presepe en italiano, crèche de Noël en francés, szopka en polaco, betlémy o papirový betlém en checo. Las maquetas de belenes mezclan los motivos religiosos con las festividades rurales y ganaderas, se reproducen las montañas, los ríos, rebaños de ovejas guiados por los pastores. El belén representa por lo general a Jesús, María y José en un pesebre cubierto, o según otras tradiciones, en un establo, granero o cueva, donde, según Lucas 2,7, nació el niño: “Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón” / “Sucedió que cuando los ángeles se fueron de ellos al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: Pasemos, pues, hasta Belén, y veamos esto que ha sucedido, y que el Señor nos ha manifestado. Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre.

El belén que preparemos en nuestro hogar no debe colocarse en un estante a gran altura ni en el borde de un escaño o con algunas de las figuras y miniaturas cerca de los extremos de una mesa. Como es sabido, los gatos tienden a dar con la almohadilla de sus patas a cualquier pequeño objeto que despierte su atención, por lo que su curiosidad les llevará a tirar al suelo algunas de las figuras, pudiendo romper parte del belén. Si la zona donde está colocado es cálida y cómoda, muchos gatos descansarán como gigantes en el paisaje de la maqueta o sobre el pesebre de paja, dando la oportunidad a sus dueños a sacar fotografías como las que aparecen a continuación.

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

La maqueta del belén puede incluir representaciones de los pastores reunidos para adorar al recién nacido, de los tres Reyes Magos con sus ofrendas, de ángeles y de la estrella de Belén. Además de estas escenas de la Natividad, se acostumbran a incluir otras, relacionadas con toda la historia del nacimiento de Jesús, como son la Anunciación del Ángel a la Virgen María, la Visitación de María embarazada a su prima Santa Isabel embarazada a su vez de Juan Bautista, la infructuosa búsqueda de posada de los progenitores José y María en Belén, la Matanza de los Inocentes por Herodes y la Huida a Egipto de la Sagrada Familia, e incluso otras menos relevantes como el Sueño de José, la visita de los Reyes Magos a Herodes, los esponsales de José y María, la Presentación de Jesús en el Templo y el Taller de Carpintería de José en Nazaret.

En Ecuador, México, Colombia, Guatemala, El Salvador, Venezuela, Perú, Argentina, Chile la figura del Niño Jesús se coloca después de la llegada de la Navidad, el 25 de Diciembre, fecha en que se celebra su nacimiento, y luego de ser «arrullado» es colocado entre José y María. En el arrullo, los padrinos del niño, quienes son encargados de dar los aguinaldos, toman al niño en una sábana pequeña y comienzan a arrullarlo mientras se canta “duerme y no llores” u otro canto de arrullo, canción de cuna o villancico y luego se da a besar a todos los presentes. Cada persona toma una colación cuando besa al niño y, al término, el niño es colocado entre José y María. En Perú el nacimiento se desmonta el 6 de Enero, en una celebración llamada Bajada de Reyes, en la cual se invita a familiares y amigos, y se festeja mientras se van desmontando las figuras del nacimiento. En la región de Ayacucho existe el retablo ayacuchano que consiste en un nacimiento dentro de una especie de caja de madera, que al abrirse recuerda los grandes altares de los templos de la región, pero cargados de figuras coloridas.

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

En los hogares, montar un belén es una actividad especialmente lúdica para las familias que tienen niños, junto con el resto de la decoración navideña en la casa. Generalmente los belenes son modestos en las viviendas familiares frente a las maquetas de gran tamaño en edificios públicos que son tanto inmóviles como animados y evidentemente frente a los portales de Belén que tienen figuras vivientes y se reproduce la escena del nacimiento de Jesús a tamaño real cerca de los templos, enclaves naturales, comerciales o turísticos de la ciudad. No es extraño, dado que la familia de Jesús de Nazaret tuviera que refugiarse al no encontrar posada, que los pobres gatos callejeros entren en los portales de Belén durante estas fechas navideñas para guarecerse bajo su cobertizo de las inclemencias meteorológicas y el frío invernal.

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

Esto fue captado en la navidad del año 2013 en la zona residencial de Red Hook en Brooklyn, Nueva York, pese a la tradición protestante mayoritaria en Estados Unidos. La familia Amendola, devotos cristianos católicos que colocan cada año las figuras en el portal de Belén, tomaron fotografías de los gatos callejeros guarecidos en el pesebre para sobrellevar las gélidas temperaturas. Tanto que tiraron al niño Jesús. Gatos que a su vez formaban parte de una colonia de supervivientes felinos, próxima a su domicilio, dado que los vecinos les colocan comida varias veces al día. Cuenta una leyenda sobre los gatos atigrados que parecen tener una letra “M” mayúscula justo en su frente, que un gato cercano a un granero de Belén entró al pesebre, junto a la mula y el buey. El sigiloso felino dio calor al recién nacido, por lo que María acarició la cabeza del gato atigrado, dejando simbólicamente marcada la inicial “M” en el pelaje de estos gatos, una grafía indeleble en señal de agradecimiento justo en su frente, por encima de los ojos.

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén
El gato de Karina inspecciona el portal de Belén de su familia en Dallas, Texas, Estados Unidos, durante las Navidades de 2016.

En la iglesia de Santa María de Laguardia, provincia de Álava, País Vasco, en la capilla de la Inmaculada, sobre un tablado rodeado de ramas de pino y de boj, enmarcado por un lienzo que representa la Sierra de Cantabria, se instala al menos desde el año 1749 un belén barroco en movimiento, ya que sus 73 figuras de tela, madera y cuero son articuladas. Durante las festividades de Navidad, tras la Misa Mayor, se escenifican distintos momentos del nacimiento y vida de Jesús. Al son de diferentes piezas musicales, a cargo de los gaiteros de la localidad, los pastores danzan, giran y se golpean moviendo sus brazos y piernas, al tiempo que los carneros luchan con sus esquilas. El 1 de enero se escenifica la presentación del Niño Jesús en el Templo, y el 6 de enero, día de la Epifanía o de los Reyes Magos, la adoración de los mismos al Niño. Pasadas las fiestas de Navidad, el primer domingo de febrero se escenifica la huida a Egipto. Destacan también el portal de belén a tamaño real que se representa en el patio del Palacio de Narros en Zarauz, provincia de Guipúzcoa, País Vasco, el belén monumental de Vitoria, provincia de Álava, País Vasco, que se instala desde 1962 en el Parque de la Florida, la representación arquitectónica en la fachada del Nacimiento del Templo de la Sagrada Familia de Barcelona, obra de Antoni Gaudí, la gran maqueta de 150 metros cuadrados en la Real Casa de Correos en Madrid, el Belén de Třebechovice (construcción cerrada de madera también llamada Belén de Probošt) monumento cultural nacional de la República Checa, los belenes de estilo napolitano barroco que se construyen cada año en el Metropolitan Museum of Art de New York y en el Carnegie Museum of Art de Pittsburgh, basados en la colección de Eugenio Catello.

La primera celebración navideña en la que se montó un belén para la conmemoración del nacimiento de Jesucristo fue en la Nochebuena del año 1223. Un drama litúrgico realizado por San Francisco de Asís, en una cueva próxima a la ermita de Greccio, Italia. La escena del nacimiento de Jesús de Nazaret no fue representada con figuras en miniatura fabricadas en terracota, cera o madera, como hacemos actualmente, ni con personas, aunque San Francisco de Asís utilizó animales. Se celebró la misa nocturna acompañada de una representación simbólica de la escena del nacimiento, mediante un pesebre sin bebé en su interior pero con el buey y la mula, basándose en la tradición cristiana y los Evangelios apócrifos, así como en la lectura del profeta Isaías: “Conoce el buey a su dueño, y el asno el pesebre de su amo. Israel no conoce, mi pueblo no discierne” (Isaías 1,3).

Estos animales ya aparecen en el pesebre del siglo IV, descubierto en las catacumbas de la Basílica de San Sebastián de Roma, en el año 1877. Cuenta San Buenaventura en su obra Legende de Santi Francisci que tras celebrar la misa el sacerdote sobre el pesebre, utilizándolo como altar, San Francisco de Asís cantó el Evangelio y realizó la predicación sobre el nacimiento de Cristo, hijo de Dios, en circunstancias tan humildes como las que en aquel momento se reproducían: una fría noche de invierno, en el interior de una cueva, resguardado en el pesebre donde comían los animales que, junto al Niño, lo calentaban con su aliento, causando una enorme emoción entre los asistentes, de tal forma que el señor del lugar, Juan de Greccio “aseguró que vio un hermoso niño dormido en el pesebre, que el padre Francisco cogió en sus brazos y lo acunó para que se durmiera”.

Gatos en el portal de Belén
Un gato observa el presepio en el monasterio situado en la Piazza San Nicola de Anacapri, isla de Capri, comuna italiana de la provincia de Nápoles.

A partir del siglo XIV, fundamentalmente a través de los monjes franciscanos, cuya máxima como orden mendicante era una rigurosa pobreza, solemnidad, humildad, sencillez y cercanía al pueblo frente a órdenes eclesiásticas más ricas y aristocráticas cercanas a la monarquía y las casas nobiliarias, se avenía muy bien con el relato bíblico del humilde nacimiento del Mesías y los orígenes de María y José, carpintero, por lo que usaron su representación como elemento de predicación. Puede considerarse por tanto el pesebre un invento franciscano, cultivado también por otras órdenes franciscanas, como las clarisas y los capuchinos. El montaje de los belenes por Navidad se consolidó como tradición en la península itálica y fue pasando al resto de Europa, al principio como práctica eclesiástica, posteriormente aristocrática y finalmente costumbre popular. Sucedió de esta forma en España, ya que cuando a mediados del siglo XVIII el rey de Carlos VII de Nápoles pasó a ser rey de España, promovió la difusión de los belenes entre la aristocracia española y las familias burguesas, llegando posteriormente a la costumbre popular en toda España.

En el siglo XVIII en América, tras la disolución por decreto papal de la orden de los jesuitas, los franciscanos ocuparon su lugar y usaron los belenes como método de evangelización. Allí son habitualmente anacrónicos, ya que incluyen animales y plantas americanas, que en Palestina no se conocían en tiempos de Jesús, como los guajolotes, magüeyes y nopales; pero que recuerdan el carácter rural y pastoral de la Natividad. Esta peculiaridad se debe también a que en la parte latinoamericana situada en el Hemisferio Sur del planeta, en Navidad no se celebra el solsticio de invierno el 21 de Diciembre, sino el del verano, por lo que el clima y los productos agrícolas sudamericanos son muy diferentes a los europeos y palestinos. Los países belenistas europeos son: España, Portugal, Francia, Italia, Alemania, Austria, Hungría, Chequia, Eslovaquia y Polonia. Los belenes son construidos en toda Latinoamérica y en la actualidad incluso en los Estados Unidos por parte de familias católicas, minoritarias frente a iglesias protestantes presbiterianas, la iglesia adventista o la iglesia de Jesucristo de los Santos últimos Días. La tradición de las iglesias protestantes no es aficionada al belén, por su origen iconoclasta.

Gatos en el portal de Belén
Fotografía de Kacper Pempel, que logró captar a un gato callejero subido al pesebre de un portal de Belén de una iglesia en Varsovia, Polonia, en las navidades del año 2012.

En 1465, en pleno Renacimiento, se fundó en París la primera empresa fabricante de figuras de belén. En Alcorcón, municipio de la comunidad de Madrid, España, se creó el primer taller belenista peninsular en 1471, con influencias posteriores de Inglaterra que no llegaron hasta el año 1501. El tercer país en producir figuras belenistas fue la República de Siena en 1475, de estilo renacentista. El cuarto país en fabricar figuras belenistas fue Portugal en 1479, la primera fábrica, que se encontraba en Lisboa, fue quemada por los martinistas en 1835. Cuando Inglaterra adoptó el anglicanismo como religión oficial, las figuras belenistas fueron quemadas, y debido al rechazo iconoclasta a las imágenes representativas de santos según las Sagradas Escrituras, en 1601 se hizo un decreto en Derecho anglosajón, denominado “Bethelem Ban”, con la prohibición de su uso, sancionado con la condena a muerte. En el siglo XIX con la consolidación de los tratados ilustrados de tolerancia religiosa, se levantó esa condena. La popular “Fira de Santa Llúcia” de Barcelona, feria comercial de figuras y objetos para el belén, existe por lo menos desde 1786. Durante el siglo XX, en los talleres artesanales de las comunidades de Cataluña, Murcia, Andalucía y Madrid, se fabricaron más de cuatrocientos millones de figuras de belén.

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

Gatos en el portal de Belén

En la localidad canaria de San Cristóbal de La Laguna, ciudad Patrimonio de la Humanidad de la isla de Tenerife, se tiene constancia de que se expuso, por primera vez en la historia de España, un Portal de Belén para disfrute de todos los vecinos, de forma pública en una casa particular. Ocurrió en el siglo XVII en el domicilio de la familia Lercaro en la calle San Agustín de este municipio, edificio que hoy alberga el Museo de Historia tinerfeño y en el que se conserva este precioso Belén procedente de Génova, Italia. Fue el santo tinerfeño Pedro de San José Betancur, franciscano y fundador de la Orden Betlemita, también en el siglo XVII, uno de los principales precursores del Belenismo en las tierras americanas descubiertas por los españoles. En el siglo XIX apareció el oficio artesano de la construcción de belenes, que en general se practica a través de Asociaciones Belenistas, la primera de las cuales fue la de Wenns, Tirol, Austria en 1860, desaparecida sin embargo un año después. En Barcelona ya existía una asociación belenista cronológicamente anterior y su reconocimiento institucional se dio en el año 1863. Puesto que la asociación austriaca de Wens desapareció, la barcelonesa es la asociación belenista que se mantiene con actividad en la actualidad, más antigua del mundo. La asociación internacional es la Universalis Foederatio Praesepistica (UN-FOE-PRAE), fundada en Barcelona en 1952 y con sede actual en Roma, Italia.

publicidad




Si te gustó este artículo puedes suscribirte gratuitamente al feed del blog gatuno o puedes recibir las novedades por email. Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:


También puedes consultar artículos relacionados que hemos publicado y pueden interesarte:



¿Te gustó? (No Ratings Yet)
Cargando…
 :sonrie: :salta: :ronroneo: :rasca: :pet: :ovillo: :lloro: :hug: :enojado: :despierta: :culete: :blue: :?:

Ronronea si te gustó el sitio

Ronronea en el formulario. Puedes también suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes usar las etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

El blog permite mostrar los avatares de Gravatar, si quieres crearte uno puedes ir a Gravatar.com.