Gatera » Gatos

Cats judging Kellyanne Conway

17 Diciembre 2016301 vistasSin ronroneos

Kellyanne Conway fue elegida como asesora de Donald Trump en julio de 2016 durante la campaña electoral a la presidencia de Estados Unidos, junto a otros pesos pesados de estrategia mediática como Stephen Bannon o Corey Lewandowski. Formada en empresas de estudios sociológicos y hábitos de consumo, administra su propia empresa de encuestas, The Polling Company / Woman Trend, que realiza estudios de mercado enfocados a los hábitos de consumo de las mujeres, con clientes como Vaseline, American Express y Hasbro. Coautora junto a Celinda Lake del libro What Women Really Want, publicado en el año 2005, ha sido también comentarista política en cadenas de televisión estadounidenses como CNN, Fox News, Fox Business, además de invitada en shows televisivos como Good Morning America, Real Time with Bill Maher, Meet the Press, y Hannity. Poseía además experiencia asesorando a otros candidatos del partido republicano, el congresista Jack Kemp, el senador Fred Thompson, el exvicepresidente Dan Quayle, el portavoz del gobierno Newt Gingrich, el congresista, gobernador de Indiana y vicepresidente electo Mike Pence. Asesoró notablemente a Todd Akin, senador por Missouri que en el año 2013 levantó controversias por sus declaraciones sobre violaciones a mujeres, que fueron utilizadas por los demócratas dentro del lema “War on Women” para perjudicar al partido republicano.

Kellyanne Elizabeth Conway

Aunque mantuvo inicialmente su apoyo a Ted Cruz durante las primarias republicanas, cambio de chaqueta cuando dicho candidato suspendió su campaña y Donald Trump logró ser el candidato presidencial del partido republicano. La asesoría de Kellyanne se basaba en conseguir el voto de las mujeres para Trump, sobre todo de la clase media blanca estadounidense, captando el voto femenino demócrata que desconfiaba de Hillary Clinton y estaba descontento por sus escándalos respecto a la financiación de la fundación que lleva junto a su marido, el expresidente demócrata Bill Clinton, la eliminación masiva de decenas de miles de correos electrónicos comprometedores o su inmovilismo diplomático y deshonestidad durante el atentado en el consulado de Bengasi, Libia. Con la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos el pasado 8 de noviembre de 2016, Kellyanne Conway se convirtió en la primera mujer de la historia de Estados Unidos en llevar la asesoría de campaña electoral de un candidato presidencial ganador. Irónicamente, asesoró la estrategia mediática de un candidato presidencial a la Casa Blanca para obtener el voto de las mujeres, que se oponía a quien podría haber sido la primera mujer de la historia en ser presidenta de Estados Unidos, Hillary Clinton.

Entre los meses de noviembre y diciembre de 2016 se han sucedido algunas declaraciones polémicas de Kellyanne Conway en medios de comunicación, que han desatado polémicas de los grupos feministas en las redes sociales. Anunció que Donald Trump le había ofrecido un futuro puesto de trabajo en la Casa Blanca, pero cuando se concretó que su rol en el gobierno sería como secretaria de prensa, declaró su intención de renunciar educadamente, prefiriendo regresar junto a su marido, ser ama de casa cuidando de sus cuatro hijos para ayudarlos con los deberes y hacer las tareas del hogar, considerando que las mujeres con niños no deberían trabajar en la residencia presidencial. Dichas declaraciones en un programa de radio frente al locutor de ideología conservadora Hugh Hewitt desataron controversia sobre el papel de la mujer en la alta esfera política y la vida pública. En el seminario de POLITICO, Women Rule Summit, celebrado el pasado 7 de diciembre en Washington, fue interrogada por Anna Palmer sobre la paridad de género en el gobierno de Trump tras los nombramientos de mujeres como Elaine Chao, Nikki Haley y Betsy DeVos. Kellyanne Conway explicó entonces sus dificultades para conciliar la vida laboral y familiar dentro de su ética del cuidado.

Conway: La alfombra de bienvenida en el Ala Oeste de la Casa Blanca ya está extendida, pero necesitamos una superestructura como la que construyó David Plouffe (estratega político y consultor en AKPD Message and Media). Además, “madre de cuatro hijos” no es algo que salga en muchos perfiles laborales. Mis hijos tienen 12, 12, 8, y 7 años, lo cual es una mala idea, mala, mala, mala idea que una madre entre a trabajar allí…

Cuando regresaba a casa en New Jersey muchas noches ayudaba a mis hijos con los deberes de sexto grado o preparaba el desayuno por la mañana para asegurarme de que estaba allí. Cuando estaba soltera y no tenía hijos, me reía de la noción de la calidad del tiempo. Pero ahora estoy completamente volcada, y creo firmemente en ello.

Pero ellos van siempre primero, y están en edades tensas, llenas de riesgos. En términos de ir al Ala Oeste de la Casa Blanca, siempre han sido mi prioridad y sé que el presidente y vicepresidente electo -trabajé con Mike Pence durante 10 años- comprenden donde hago mi mejor función y nuestra relación no cambiará. Apoyo totalmente su administración, tienen el control del Congreso y el Senado, tendrán mayoría de gobernadores en esta legislatura y van a hacer grandes reformas con celeridad. Es entusiasmante. Pero para mí, la lección es que han aumentado las oportunidades para las mujeres en política, medios de comunicación, agenda de gobierno, todo aquello que se hará desde Washington, pero siempre tenemos que tomar decisiones y elegir, aceptando límites.

Y mientras discutía mi función en el gabinete con otros veteranos del partido republicano me dicen: “Sé que eres madre de cuatro hijos pero…” Entonces respondo: “No hay nada más importante que pueda ir después del “pero”, dejen de intentarlo porque no tendrá sentido para mí.” ¿Qué sería ese “pero”? ¿Pero comerían Cheerios el resto de su vida? ¿Nadie se asegurará de que se cepillen los dientes hasta que yo vuelva a casa? Menciono educadamente que no hay cuestión al respecto, ¿tomarías tú el trabajo? ¿Querrías que tu mujer aceptara un trabajo absorbente que no le permite cumplir tareas en el hogar? ¿Quieres que la madre de tus hijos sea la secretaria de prensa de Trump? Entonces ves cómo les cambia totalmente el semblante y la expresión de su rostro se desmorona: “Oh, pues no, tienes razón.”

Palmer: ¿No piensas en términos de lo que estamos recortando? Quiero decir, evidentemente habrá desafíos y conciliación para pasar tiempo con tu familia. ¿Pero no estamos perdiendo mucho talento por no tener madres en la Casa Blanca?

Conway: Bueno, en primer lugar, madres, mujeres casadas, mujeres solteras, son todas bienvenidas en la Casa Blanca que presidirá Trump, y él me lo hizo saber con claridad. Fue un caballero, gran mentor y jefe para mí y otras mujeres. Así pues, sería mi decisión personal; no un deber impuesto sobre mí.

Desconozco si estamos recortando talento, pero un amigo me hizo la magnífica sugerencia de que apuntara más alto. Me verá en shows televisivos de debate político, y después ir al Despacho Oval, y a las dos de la tarde habré completado una jornada, pero no habré terminado porque es la Casa Blanca. Tal vez puedo ir a nuestro domicilio y ayudar en los deberes a mis hijos. “Claro, seguro que eso funcionaría.” Me sugiere que seré capaz de mostrar a las mujeres estadounidenses cómo sentirse menos culpables al conciliar vida profesional y vida familiar, y tal vez podría hacer videoconferencias por Skype o Facetime para mostrar cómo me va. Ya veremos. Siempre me pareció que la organización Trump era muy favorable a la vida familiar.

A estas declaraciones se sucedieron críticas cuestionando su posición como ultraconservadora, anacrónica e irracional en el reparto de obligaciones en la vida conyugal, dado que los varones bien pueden hacer las tareas del hogar, recortar de su tiempo para ayudar en la educación y los deberes del colegio de sus hijos, sin que la mujer tenga que renunciar a sus aspiraciones profesionales y asumir toda la responsabilidad. Lindsey Stanberry, periodista y editora en Refinery29, escribió un artículo advirtiendo la mala influencia que tendría en las mujeres que son madres y aspiran a objetivos importantes en su carrera profesional:

“Hoy, me levanté a las 5 de la mañana, antes de las 6 de la mañana había dado el pecho y amamantado a mi bebé de 3 meses, cambiado sus pañales, preparado desayuno y puesto una lavadora. A las 9 de la mañana llevaba una hora en mi escritorio, había contestado a los correos electrónicos y había publicado un artículo, leído las noticias de la mañana y dado el pecho nuevamente hasta 3 onzas de leche materna. Está muy bien que para Conway sus niños sean su primera prioridad ahora. Pero si difunde que ninguna mujer que sea madre de hijos pequeños debería estar trabajando en la Casa Blanca, eso son tonterías.”

Para responder al fuego con fuego y caldear más el ambiente, Kellyanne Conway contestó con dureza a las críticas, afirmando que quienes escribían tales comentarios eran becarias o locas de los gatos, por lo que no perdería tiempo en discutir.

“Me gustaría llamar la atención sobre el hecho de que algunas mujeres que me atacaron eran madres con niños pequeños, pero muchas mujeres eran solteras sin hijos, becarias nacidas entre los años 1990 y 2000, también he observado muchas que tenían fotos de gatos en su perfil de Twitter. No perderé la cabeza en gente así que me ataca en 140 caracteres.”

A partir de entonces, mediante el hashtag o tema de conversación en tendencia #CatsJudgingKellyanne se han publicado miles de mordaces comentarios con divertidas fotos de gatos, demostrando su alcance mediático en las redes sociales y la influencia de los gatófilos para volverse incómodos contra los poderosos en las clases dirigentes. La avalancha de provocadores que se han unido ha acumulado miles de tweets con memes jocosos que iban dirigidos al canal de Twitter de Kellyanne Conway para saturarla con fotos de gatos y recriminaciones tales como: “Insultas nuestra inteligencia cada día en televisión y ahora te metes con nuestras fotos de gatos.” / “Al menos mi gato es aseado y defeca en su arenero en vez de hablar porquerías.”

publicidad




Si te gustó este artículo puedes suscribirte gratuitamente al feed del blog gatuno o puedes recibir las novedades por email. Puedes compartir la entrada en algunas redes sociales:


También puedes consultar artículos relacionados que hemos publicado y pueden interesarte:



¿Te gustó? (No Ratings Yet)
Cargando…
 :sonrie: :salta: :ronroneo: :rasca: :pet: :ovillo: :lloro: :hug: :enojado: :despierta: :culete: :blue: :?:

Ronronea si te gustó el sitio

Ronronea en el formulario. Puedes también suscribirte a los comentarios via RSS.

Puedes usar las etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

El blog permite mostrar los avatares de Gravatar, si quieres crearte uno puedes ir a Gravatar.com.