Hipoplasia cerebelosa en gatitos

La hipoplasia cerebelosa es un tipo de trastorno congénito del desarrollo neurológico donde las crías nacen con un cerebelo inmaduro en su sistema nervioso central. En los gatitos pueden observarse signos desde la primera semana de vida, que son más manifiestos hacia los dos meses de edad, cuando ya deben tener sus habilidades felinas y una capacidad de exploración sin la supervisión de la protectora madre gata. Las consecuencias de un cerebelo poco desarrollado al nacer suelen estar relacionadas con discapacidad psicomotora, con movimientos descoordinados, temblores en las extremidades, dificultades para mantener el equilibrio y caídas frecuentes.

Las causas de la hipoplasia cerebelosa ocurren durante la gestación en la gata, su etiología tiene distintas causas: el desarrollo de los embriones puede verse afectado por malnutrición, envenenamiento, lesiones por traumatismos, infecciones bacterianas y enfermedad contraída por parvovirus felino, notablemente la panleucopenia felina.

La hipoplasia cerebelosa es congénita, se manifiesta desde el nacimiento de la cría, no se puede sanar pero no es una enfermedad degenerativa cuya condición o estado de salud se agrave con la edad. Si el gatito sobrevive, va aprendiendo a compensar sus limitaciones psicomotoras al desplazarse con dificultad, evitando los saltos desde objetos a bastante altura, calculando sus movimientos con mayor precisión para evitar chocarse o caer en mala postura para no lesionarse accidentalmente en un traumatismo.

Algunas personas optan por buscar tratamiento veterinario para el gatito cuando reciben el diagnóstico de hipoplasia cerebelosa, abiotrofia cerebelosa, o ataxia, lo ayudan con fármacos y terapia conductual, incluida ortopedia felina, como en el caso del gatito Triton.

Si los signos clínicos muestran un subdesarrollo muy severo del cerebelo en el sistema nervioso central o se observan muchas dificultades en el gatito al caminar o mantener el equilibrio sin caerse en sus primeros meses de vida, algunas personas pueden plantearse la eutanasia del pequeño gato o recibir este consejo en clínica veterinaria. Se denomina ataxia el conjunto de manifestaciones asociadas a la dificultad de coordinar los movimientos.

Como se observa en Charley, gato de pelaje atigrado, barcino o romano, los movimientos de sus patas traseras son arqueados, sin una zancada normal y los movimientos reflejos de un felino corriente. En el vídeo queda manifiesto también que le cuesta mantener el equilibrio al subir a sofás, sillones y otros obstáculos del mobiliario de la casa. Sin embargo, cuando está observando detrás del cristal de la ventana, durmiendo o acicalándose amistosamente con otros gatos, no se nota patología psicomotora alguna como para diferenciarlo de los demás felinos domésticos. Es un gato feliz y extrovertido, sociable con sus congéneres y con los humanos que cuidan de él, que no expresa sufrimiento ni se compadece de sus dificultades psicomotoras. Su fuerza de voluntad y coraje de vivir quedan también evidenciadas en su convivencia con felinos y humanos que cuidan de él.

hipoplasia cerebelosa en gatitosEl gato con hipoplasia cerebelosa puede alcanzar una longevidad de más de 15 años si está bien cuidado en un hogar y no tiene mala fortuna al padecer otras enfermedades más graves que pudieran afectar a cualquier gato. En otras palabras, a pesar de que la hipoplasia cerebelosa es una patología congénita asociada a una discapacidad psicomotora, un gatito que padezca ataxia desde su nacimiento tiene la misma esperanza de vida que un gato en perfecto estado de salud a pesar de que la mamá gata padeciera panleucopenia felina durante la gestación y su cría nazca con un cerebelo inmaduro, insuficientemente desarrollado en el sistema nervioso central del gatito.

A pesar de la descoordinación de movimientos en sus patas, un gato diagnosticado con hipoplasia cerebelosa puede convivir con otros gatos domésticos en armonía y bienestar, socializar dentro de una estructura jerárquica sin verse desplazado o marginado por los demás gatos del clan felino, jugar desde gatito, acicalarse el pelaje e interactuar junto a otros gatos sin sentirse discapacitado.

Los gatos que padecen ataxia son más dependientes de la protección de los humanos y necesitan más atención que los gatos más hábiles para evitar que se hagan daño al desplazarse por la vivienda, moverse por el mobiliario, saltar por mesas, plataformas de rascadores o trepar en los patios acondicionados para los felinos domésticos, parcelas ajardinadas en el exterior de la casa. Requieren más cuidado y protección para evitar lesiones por caídas o al chocarse contra obstáculos.

La esperanza de vida de un gato con ataxia que fuera abandonado se reduce aún más que la longevidad promedio de un gato callejero por el desafío añadido de sobrevivir sin plena movilidad, reflejos, velocidad, capacidad para saltar, trepar, obtener alimento en competencia con otros gatos callejeros con más facultades y mejor condición física dentro de colonias jerarquizadas, etc. Sin embargo, son las gatas madres que han vagado por las calles quienes tienen mayor probabilidad de contraer enfermedades que afecten a sus crías y estar desnutridas durante la gestación.

La abiotrofia cerebelosa, aunque también afecta a gatos, entre otros mamíferos domésticos, y su conjunto de síntomas es similar, es una patología monogénica, autosómica recesiva, no se produce durante la gestación de la madre, no es una condición congénita sino que aparece después del nacimiento de las crías, se produce por la pérdida de neuronas purkinje en la corteza del cerebelo, causa de diferentes formas de ataxia o descoordinación psicomotora sobre todo en las extremidades, al mantener el equilibrio en desplazamientos, al caminar, correr, trepar y saltar.

3 Respuestas a “Hipoplasia cerebelosa en gatitos”

  1. AAAAAAW Espero que estos casos no vayan acompañados de discriminación, estos gatitos se merecen todo el afecto y cariño que cualquier gato común pueda tener. Aplicar la eutanasia en estos casos dudo que sea la mejor decisión; aun así: ¿hay alguien experimentado que justifique esto? ¿Acaso el gato sufre un calvario con mucho dolor?

  2. Hola, yo tengo un gato con este síndrome. Es una decisión ultra difícil. Por momentos siento que sufre horrores, por otros no. Más allá del trabajo que conlleva cuidarlo que es muchísimo. No sé que hacer al respecto. Ya va a cumplir tres años en el mes de diciembre. Lo tengo desde que nació, no sé si el gatito en realidad está bien o simplemente adquirió una gran tolerancia al dolor. Me pone muy mal pensar en todo esto. No sé que hacer, no sé que es lo mejor para él. Necesitaría algún consejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.