Gatos buscando fuentes de calor (1)

En invierno, cuando las inclemencias climáticas y el fuerte temporal arrecian, los gatos buscan refugio para sobrevivir a las bajas temperaturas. Algunas noches los termómetros marcan varios grados bajo cero, el rocío cubre la hierba, se forman placas de hielo en las aguas y los gatos callejeros se ocultan del viento gélido, acurrucándose en grupo, cobijándose en cajas de cartón o bajo algún cobertizo, e incluso intentando entrar en los motores todavía cálidos de vehículos estacionados.

Los gatos domésticos que tienen familia, mucho más afortunados por tener una casa donde vivir y comida siempre disponible, buscan también las fuentes de calor para acomodarse. A falta de una hamaca bien colocada sobre un radiador con calefacción, algo de lo que sólo disponen los gatos más consentidos por su familia humana, los felinos domésticos buscan cualquier aparato por la vivienda que transmita calor, es decir, la energía que se transmite desde un foco de mayor temperatura (radiador, lámpara, ordenador, etc.) hasta el foco de menor temperatura (gato), hasta un equilibrio térmico. Generalmente, si la vivienda carece de chimenea o calefacción, los focos principales de calor que buscan los gatos son las zonas donde llega la luz solar, las lámparas de flexo y los aparatos electrónicos encendidos como los ordenadores o televisores.

gatos buscando fuentes de calor

gatos buscando fuentes de calor

gatos buscando fuentes de calor

gatos buscando fuentes de calor

gatos buscando fuentes de calor

gatos buscando fuentes de calor

gatos buscando fuentes de calor

gatos buscando fuentes de calor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_bye.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_good.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_negative.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_scratch.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wacko.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yahoo.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cool.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_heart.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_rose.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_smile.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_whistle3.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_yes.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_cry.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_mail.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_sad.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_unsure.gif 
https://besosdegato.com/wp-content/plugins/wp-monalisa/icons/wpml_wink.gif 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.