Cafeterías con gatos en Japón

En Japón la última moda son las cafeterías donde conviven gatos que dan a los clientes cariño y compañía. Los gatos no trabajan como los camareros, pero proporcionan mimos y buen ambiente a los clientes que deciden hacer un descanso y tomarse un café o una infusión. Los gatos, sobretodo si son jóvenes, son considerados kawaii, bonitos, tiernos y agradables. No es de extrañar que esta idea fructificara en Japón, donde muchas personas viven solas y el sentimiento de soledad allí está más arraigado que en otras poblaciones del mundo, famosos son además los casos de hikikomoris japoneses, jóvenes encerrados…

Ver más Cafeterías con gatos en Japón

Hemingway y los gatos con polidactilia

La polidactilia en los gatos está historicamente rastreada en la modernidad hasta los siglos XVII y XVIII cuando colonos británicos se establecieron al norte de la costa este de América del Norte, en los Estados que formaban parte de Nueva Inglaterra: Maine, New Hampshire, Vermont, Massachusetts, tras las travesías transatlánticas donde los gatos eran transportados por marineros como mascotas y como parte de la tripulación en los barcos por ser buenos cazadores de roedores que pudiesen poner en peligro la carga de grano en las cóncavas naves. Al parecer los gatos con polidactilia eran más llamativos, teniendo entre uno y…

Ver más Hemingway y los gatos con polidactilia

Nekobin, un gato que lleva las cartas de dos familias japonesas

Fuji TV presentó la historia de un gato residente en un barrio periférico la prefectura de Kumamoto, en isla de Kyushu, Japón. Tama o Nekobin había residido con su familia hasta que se perdió siendo ya adulto en uno de sus paseos, dado que le estaba permitido salir a explorar por los alrededores de la vivienda. El gato atigrado de guantes blancos fue rescatado por otra familia en una vivienda cercana que lo estuvo cuidando sin que su familia original tuviese noticia de ello, desconociendo que ya tenía dueño. Dos años después, en una de sus salidas, Tama volvió a…

Ver más Nekobin, un gato que lleva las cartas de dos familias japonesas