El origen de la gata Carey

Una narración sacra, un relato mitológico, nos ha transmitido que el Sol suplicó a la Luna para pedir a ésta que lo ocultara, de modo que aquel tuviera una coartada para ausentarse del ancho cielo. Podría liberarse de su luminosa tarea, aunque el descanso fuera sólo unos momentos: la duración de un eclipse solar. El Sol quería dejar de ser considerado el centro del Universo, que nadie pidiera su presencia, pasar inadvertido después de milenios de tanta presión y elevadas expectativas, en definitiva, tomarse un descanso, un tiempo de asueto: no ser anunciado como Helios por su hermana Eos, en…

Ver más El origen de la gata Carey